Pasar al contenido principal
EFE

Confirman el segundo caso de coronavirus en Chile

Las autoridades sanitarias de Chile confirmaron hoy la detección de un segundo caso de contagio de coronavirus en ese país.

El paciente es la esposa del primer caso, conocido ayer en la ciudad de Talca. Ambos estuvieron de viaje por el sudeste asiático en febrero.

"Se confirma el segundo caso, que es la esposa del paciente, ella realizó el mismo viaje estuvo un mes viajando por los mismos países de él, y es un contacto demasiado directo, es la esposa, es contacto muy estrecho", dijo a la prensa la secretaria regional ministerial de Salud del Maule, Marlenne Durán.

La paciente se mantiene internada en el Hospital Regional de Talca tras de haber presentado los síntomas de la enfermedad.

"Está hospitalizada pero probablemente será dada de alta en los próximos días si es que se mantiene su estado de salud. Está en buenas condiciones, hablé por teléfono con ella y no tiene fiebre", dijo Durán.

El primer contagiado, un médico de 33 años, fue dado de alta esta mañana del hospital y trasladado en ambulancia hacia su casa.

Ambos pacientes llegaron a finales de febrero a Chile, tras estar de vacaciones en Singapur, Malasia, Indonesia, Islas Maldivas y España, y presentaron síntomas como fiebre alta el pasado 1 de marzo.

Las autoridades chilenas están tratando de contactar con todas las personas que viajaron en autobús junto a esta pareja en el trayecto Santiago-Talca, al regresar de su viaje.

El denominado COVID-19, que comenzó en China, país con mayor número de infectados y fallecimientos, ha infectado ya a cerca de 92.000 personas y le ha causado la muerte a 3.100.

En Latinoamérica, hasta el momento, se han reportado también siete casos en Ecuador, cinco en México, dos en Brasil, uno en República Dominicana y uno en Argentina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer que Latinoamérica debe aprovechar el hecho de que sea una de las regiones del mundo con un número muy limitado de casos de coronavirus para preparar una "estrategia de contención agresiva" que permita un control rápido si el virus se expande.

En Portada