Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Boris Johnson amenaza con romper las negociaciones con Bruselas

Londres |

El primer ministro británico, Boris Johnson, amenazó ayer con abandonar parcialmente el acuerdo del “brexit” suscrito con Bruselas y renunciar a la "declaración política" que especificaba la voluntad de ambas partes de alcanzar una relación "ambiciosa, amplia, profunda y flexible".

El Gobierno británico advirtió incluso de que puede retirarse de la mesa negociadora en junio y optar por un "no acuerdo" económico si la Unión Europea (UE) no reconoce la "libertad regulatoria" del Reino Unido para sellar un tratado comercial similar a los alcanzados por Canadá y Japón.

Las "líneas rojas" trazadas por Johnson -cuatro días antes del arranque oficial de las negociaciones sobre el futuro tratado comercial- han creado un profundo malestar en Bruselas.

El jefe negociador de la UE, Michel Barnier, había insistido hasta ayer en la necesidad de respetar "al pie de la letra" la declaración política de 28 páginas anexa al acuerdo del “brexit”.

Aunque la "declaración política" se consideraba como no vinculante, al menos creaba las bases para mantener "una relación comercial de bienes tan estrecha como sea posible, con vistas a facilitar el comercio legítimo y la creación de un área de libre comercio".

El texto reconocía también la intención de Londres y Bruselas de buscar un equilibrio "que garantice la integridad del mercado único y la unión aduanera (...) así como la soberanía del Reino Unido". También marcaba las pautas en materias de seguridad, cooperación institucional, transporte.

La decisión de Johnson de renunciar a estas alturas a la "declaración política" se interpreta como un paso decisivo hacia su intención de optar en última instancia por un “brexit” sin acuerdo económico.

El "premier" sostiene que su victoria electoral del 12 de diciembre, en la que logró la mayoría absoluta, es un mandato para "recuperar la independencia económica y política de la UE".

El "premier" recalcará que la supuesta "independencia" arrancará el 1 de enero del 2021, al término del improrrogable período de transición. El líder conservador insistirá en que su país está decidido a seguir sus propias reglas y a evitar el "alineamiento dinámico" con las normas del mercado único. Johnson exigirá "unas reglas del juego equitativas", pero se opondrá a la pretensión de Bruselas de imponer la supervisión del Tribunal de Justicia de la UE.

En Portada