Pasar al contenido principal
EFE

Discuten si llamarán a más testigos contra Trump

La convocatoria de testigos al juicio político al que es sometido el presidente de EEUU, Donald Trump, centró ayer su proceso de destitución, con advertencias de los demócratas de que no permitir nuevos testimonios deslegitimaría el procedimiento, y el rechazo de los defensores del gobernante, que insisten en que lo que está en juego es la seguridad nacional.

La nueva fase abierta esta jornada en el “impeachment”, como se conoce en el inglés el proceso, consiste en la formulación de preguntas por parte de los senadores, a través del presidente del Tribunal Supremo a los fiscales de la acusación demócrata y al equipo legal de Trump.

En Portada