Pasar al contenido principal
EFE

Huelga en Chile lleva a las calles el clamor que se repite: nueva Constitución

La huelga general realizada ayer en Chile reflejó en las multitudinarias manifestaciones que coparon las calles de diversas ciudades del país un clamor popular por la necesidad de garantizar derechos básicos para una población movilizada contra la desigualdad.

El llamado a la paralización fue altamente secundado, y en Santiago, donde vive la mitad de la población de Chile, las calles se llenaron de banderas y pancartas de diferentes sectores laborales y ciudadanos que se sumaron a las marchas para pedir mejoras en sus trabajos.

El paro nacional se dio en el contexto de las protestas que se registran en el país desde hace semanas contra un desigual modelo económico, que ya han dejado 20 muertos, seis de ellos ciudadanos extranjeros.

Constitución

Los reclamos de la huelga coinciden en parte con los reclamos ciudadanos y la petición conjunta confluye en la idea de una nueva Constitución sobre la base de la garantía de derechos básicos como educación, salud o pensiones.

El carácter festivo y pacífico fue la nota dominante durante el desarrollo de la jornada de paro, con grandes masas de gente en las calles de todo el país.

 

EL GOBIERNO VIO “BAJA” ADHERENCIA

La Subsecretaría del Interior cifró en 80 mil los manifestantes que llenaron la Alameda Bernardo O’Higgins, principal arteria capitalina, aunque el ambiente en las calles daba la sensación de más afluencia.

En Portada