Pasar al contenido principal
EFE

Francia acogerá a 40 inmigrantes del "Open Arms" cuando desembarquen

PARÍS |

Las autoridades francesas se han comprometido a acoger a 40 de las personas rescatadas en el Mediterráneo central por el barco "Open Arms" una vez llegue a puerto, indicaron hoy fuentes del Ministerio del Interior.

Francia concreta así su contribución al reparto de los migrantes del barco de la ONG española, donde siguen a bordo 107 migrantes después de que Italia solo autorizase el sábado a recibir en la isla de Lampedusa a los menores no acompañados.

Esas 40 personas deberán cumplir los criterios para poder solicitar asilo en Francia. De hecho, está previsto que se desplacen hasta el puerto elegido para el desembarco agentes de la Oficina Francesa de Protección de Refugiados y Apátridas (OFPRA).

El "Open Arms" sigue esperando junto a Lampedusa (Italia) poder desembarcar a 107 migrantes, tras haber rechazado la posibilidad de navegar hasta el puerto español de Algeciras, como le ofreció el Gobierno de España, por las condiciones "críticas" que se viven a bordo.

Francia es uno de los seis países europeos que se habían puesto de acuerdo para recibir a los migrantes del "Open Arms" junto a Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo.

París y Berlín han tratado de promover dentro de la Unión Europea (UE) un mecanismo estable de reparto pero solo para las personas rescatadas por los barcos de asociaciones humanitarias.

Francia, en cualquier caso, hasta ahora ha rechazado que el desembarco se haga en sus puertos, con el argumento de que la normativa marítima internacional establece que eso tiene que hacerse en el puerto seguro más próximo.

Además del "Open Arms", también hay un segundo barco fletado por dos ONG francesas, el "Ocean Viking" de Médicos sin Fronteras y SOS Méditerranée, que espera junto a las aguas jurisdiccionales de Italia y Malta un puerto de desembarco con 356 migrantes rescatados frente a las costas libias.

El "Ocean Viking" se ha dirigido repetidamente en los últimos días a las autoridades de Italia y Malta, sin éxito, e insiste en reclamar una solución de desembarco "con urgencia, conforme al derecho marítimo".

En Portada