Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Veto a Huawei tendrá impacto en EEUU, Europa y América Latina

Las estrictas sanciones impuestas por Estados Unidos a Huawei golpearán a numerosas empresas estadounidenses que proveen componentes y programas al gigante tecnológico chino, que podrían además intentar superar a Silicon Valley.

Expertos del sector estiman que firmas estadounidenses, como fabricantes de chips por ejemplo, vendieron el año pasado componentes por el entorno de los 11 mil millones de dólares al grupo chino, incluido en la lista negra de compañías con las que Washington prohíbe comerciar, en nombre de la seguridad nacional.

El Departamento de Comercio decidió ayer retrasar la aplicación de las sanciones a Huawei por 90 días y dijo que se necesitaba tiempo adicional para permitir a la firma asiática actualizaciones de software y otras obligaciones contractuales.

La cartera ministerial señaló que otorgó a Huawei una “licencia general temporal” hasta el 19 de agosto que permite las transacciones “necesarias para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones y parches de software, sujetas a contratos y acuerdos legalmente vinculantes” firmados antes del 16 de mayo.

Pekín y Washington se enfrentan en una dura guerra comercial que, aunque centrada en la imposición de aranceles recíprocos, implica también al sector tecnológico, al exigir el presidente Donald Trump el fin de la transferencia forzosa de tecnologías.

Según la agencia Bloomberg, los fabricantes estadounidenses o con sede en EEUU, como Intel, Qualcomm, Broadcom o Xilinx, han indicado que dejarán de proveer a Huawei, que en el primer trimestre se ubicó en segundo lugar entre los fabricantes de teléfonos inteligentes, por detrás de Samsung y por delante de Apple.

Huawei también es una de las empresas líderes en infraestructuras de telecomunicaciones (antenas, etc.), y en particular en 5G, la nueva generación de internet móvil, actualmente en pleno despliegue.

Google, cuyo sistema operativo móvil Android equipa la gran mayoría de smartphones en el mundo, afirmó el domingo que deberá cumplir con la decisión y por tanto privar a Huawei del acceso a ciertas aplicaciones clave provistas por Android, como Gmail o Google Maps.
Huawei sólo tendría acceso a la versión básica “open source” (código abierto) de Android, libre de derechos.

Consultada por AFP, Microsoft, que también proporciona un sistema operativo que equipa dispositivos de Huawei, no respondió de inmediato.

“Si el problema afecta a Google, no veo por qué éste no sería el caso de Microsoft”, estimó Bob O’Donnell, de la firma Technalysis Research.

“Todas las versiones de Windows provienen de Microsoft”, explicó, “ya que no hay una versión de código abierto”.

Hacia la independencia

Para muchos expertos, el riesgo para las empresas estadounidenses es mayor incluso a largo que a corto plazo.

Roger Kay, analista de Endpoint Technologies, considera que todo esto acelerará los esfuerzos de Huawei y otras empresas chinas para encontrar otras cadenas de suministro de componentes.

“En el corto plazo, el efecto es inevitablemente negativo para las compañías estadounidenses y chinas”, dijo Kay. Pero “a más largo plazo, el resultado es que Huawei y otros grupos chinos se colocarán por delante de los proveedores estadounidenses”.

Intel y Qualcomm no respondieron a la solicitud de comentarios de la agencia de prensa AFP.

 

Apple también podría sufrir los efectos de las sanciones a Huawei, ya que obtiene cerca de 17% de sus ingresos en China

 

Huawei es una de las empresas líder en el desarrollo de la tecnología 5G que debe incrementar la velocidad conexiones

 

EN BOLIVIA SEGUIRÁN LAS ACTUALIZACIONES

En un comunicado a sus usuarios de Bolivia, la empresa china Huawei aseguró que continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicio a sus proyectos que ya han sido vendidos o están en venta.

La aclaración se dio después de que Google suspendió vínculos con Huawei, dado que fue incluida en la “lista negra” de Estados Unidos, en medio una “guerra comercial” con China.

La decisión de Google no afectaría las aplicaciones de los dispositivos Huawei que ya están en el mercado, pero sí a las nuevas actualizaciones del sistema Android, con el que operan los teléfonos de la marca china.

En su comunicado, Huawei recuerda que ya ha contribuido al desarrollo de Android y que trabaja de cerca con plataforma de código abierto.

La empresa señaló que “continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicio posventa a todos los productos existentes de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei.

 

RECOMIENDAN NO ENTRAR EN PÁNICO NI ESPECULAR

AGENCIAS

Millones de propietarios de celulares Huawei se enfrentan a un futuro incierto, por lo que especialistas recomendaron no entrar en pánico.

Éstas pueden ser algunas posibilidades. A corto plazo: sin cambio real. Pero no hay que entrar en pánico de inmediato porque Android dijo lo siguiente en un comunicado: “Les aseguramos que mientras cumplimos con todos los requisitos del Gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en sus dispositivos Huawei actuales”.

Google está trabajando en los detalles, pero le informó a la BBC que los dispositivos seguirán ofreciendo la experiencia Android al completo, incluido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google.

A medio plazo: la incertidumbre. Hay menos certeza a medio plazo, y es probable que sea ése precisamente el momento más preocupante para la empresa y los usuarios, ya que tienen que esperar para ver qué servicios de Google serán bloqueados y cuándo será.

De acuerdo con la agencia Reuters, el primer medio que publicó la noticia, las aplicaciones que se actualizan a través de Google Play seguirán actualizándose para los usuarios existentes.

En cambio, el sistema operativo, que se actualiza a través del propio dispositivo, puede que no esté disponible cuando se lance el nuevo Android OS a finales de este año.

Si la última actualización de Android es bloqueada desde los dispositivos de Huawei, es probable que pueda continuar como hasta ahora y sólo se pierda esa última mejora.

 

TECNOLÓGICAS DE EEUU CAEN EN WALL STREET

EFE

Un considerable número de firmas tecnológicas cayeron ayer en Wall Street debido al veto de Google y otras compañías a Huawei en aplicación a un mandato de seguridad del presidente Donald Trump, lo que puso a los inversores en guardia y afectó a compañías como Apple (-3,13%).

Alphabet, la empresa paraguas de Google que ha cortado sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino de las comunicaciones, perdió un 2,06% al finalizar la sesión bursátil.

Igualmente, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, han informado a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

Al cierre de la Bolsa de Nueva York, Intel se dejó un 2,96%, Xilinx un 3,56% y Broadcom un 5,97%, motivo principal de la bajada considerable del Nasdaq, que perdió este lunes el 1,43% y 113,91 unidades, hasta los 7.702,38 puntos.

 

LOS USUARIOS TENDRÁN PROBLEMAS A LARGO PLAZO

AGENCIAS

A largo plazo: los problemas. Las cosas serán mucho más predecibles a largo plazo, una vez esté claro qué servicios de Google podrá usar Huawei.

Al igual que cualquier otra compañía, Huawei tendría acceso al código abierto de Android y podría usar el sistema operativo que se ofrece a través de ese programa.

Pero parece poco probable que lo haga al no tener acceso a las aplicaciones a medida de Google Play, lo cual significa que los usuarios no podrán utilizar la amplia biblioteca de apps disponibles en el ecosistema Android.

Huawei dijo previamente que está trabajando en su propio sistema operativo, basado en una versión pública de Android y que ya lo usa en el mercado chino.

Puede que la próxima generación de teléfonos de la compañía se ejecute en ese sistema operativo, lo cual implica que los clientes tendrán que tomar una decisión difícil: quedarse con sus celulares Huawei y acostumbrarse al nuevo ecosistema, o cambiar de marca y seguir usando Android.

A muy largo plazo: ¿bueno para los consumidores? El anuncio de Google sin duda causará problemas en las relaciones internacionales y podría tener efectos negativos en la colaboración tecnológica entre los gigantes de la industria.

Pero también podría aportar algo bueno a los consumidores. Android es de lejos el sistema operativo dominante, y podría obligar a otra importante empresa tecnológica a desarrollar y construir su propio sistema operativo.

En Portada

  • Registro irregular en Beni suma dudas sobre el TSE y éste minimiza
    Las denuncias de acarreo de votantes y de empadronamiento irregular en Riberalta, Beni, se suman a la media docena de observaciones que pesan sobre el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Ayer, esta institución minimizó las denuncias y aseguró que se trata de un hecho aislado. En días pasados, se...
  • Los empresarios se ponen en campaña para apoyar nuevos liderazgos en los jóvenes
    Los hermanos Manuel y Antonio Laredo tenían alrededor de los 28 años cuando crearon su exitosa empresa Mamut, de caucho ecológico; Alejandro Foronda rondaba por los 26 cuando creó la aplicación Avísame!; el emprendimiento de envíos a domicilio Fresh es un equipo enteramente de jóvenes, y así, se...
  • INRA admite dotación de tierra en área de conservación Ñembi Guasu
    Ante la denuncia de autoridades del Gobierno de la Autonomía Guaraní Charagua Iyambae en Santa Cruz —el primer autogobierno indígena de Bolivia— respecto a la autorización del asentamiento de 58 comunidades en el área de conservación Ñembi Guasu en los últimos cinco años, el Instituto Nacional de...
  • Paraguay incautó 55 avionetas en 5 años, la mitad eran bolivianas
    La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay incautó en los últimos cinco años 55 avionetas en operativos contra el narcotráfico. Más de la mitad de estas aeronaves tenían procedencia boliviana, informó a Los Tiempos el director de Comunicación de la institución antinarcóticos del vecino...
  • Hidroeléctrica Banda Azul tendrá inversión de $us 300 millones
    La Empresa Nacional de electricidad (ENDE) proyecta una inversión de 300 millones de dólares para la construcción de la nueva hidroeléctrica Banda Azul en la provincia Chapare de Cochabamba, que se prevé genere 147 megavatios. Este proyecto tendrá un nuevo sistema de tubería denominado Francis,...