Pasar al contenido principal
EFE

Alianza de Civilizaciones condena rotundamente los atentados en Sri Lanka

El alto representante para la Alianza de Civilizaciones, Miguel Ángel Moratinos, condenó hoy de forma "total y rotunda" los "dramáticos atentados" en iglesias y hoteles de Sri Lanka que han causado al menos 207 muertos y 450 heridos.

"La comunidad internacional debe reaccionar y movilizarse", dijo el exministro español en declaraciones telefónicas a Efe, quien quiso además trasladar su solidaridad a las autoridades, el pueblo y los feligreses que celebraban la Pascua.

El diplomático instó a "evitar esta guerra de religiones a la que parece que algunos nos quieren llevar", y apuntó que hay que trabajar rápidamente en el refuerzo de las legislaciones nacionales para prevenir y evitar un caldo de cultivo para este tipo de acciones, impidiendo que las comunidades sean manipuladas en las redes sociales.

El jefe de la Alianza de Civilizaciones afirmó también en un comunicado remitido a la prensa que el "atroz ataque no debe disuadirnos de adoptar una postura colectiva contra el terrorismo en todas sus formas y continuar trabajando en la promoción de la tolerancia y el respeto por el prójimo".

El pasado 22 de marzo, el secretario general de la ONU, António Guterres, encargó a Moratinos la elaboración de un plan para la protección de los lugares de culto en todo el mundo como reacción al ataque contra dos mezquitas en Nueva Zelanda y otros atentados recientes contra sinagogas e iglesias en distintos países.

En este sentido, el exministro español reafirmó su compromiso con el desarrollo de un "plan de acción para salvaguardar los espacios religiosos para garantizar que los devotos puedan llevar a cabo sus rituales con paz y compasión".

Una serie de atentados ocurridos hoy en Sri Lanka contra cuatro hoteles y tres iglesias han dejado hasta ahora 207 muertos, mientras que otras 450 personas han resultado heridas.

El Ministerio de Exteriores de Sri Lanka cree que podría haber al menos 27 extranjeros entre los fallecidos, aunque la información que posee por ahora la Cancillería chilena indica que no habría chilenos entre las víctimas.

En Portada