Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Máxima tensión en Francia ante protestas de los “chalecos amarillos”

Francia vive bajo extrema tensión por el miedo de que las nuevas protestas de los “chalecos amarillos” degeneren hoy en enfrentamientos, un escenario que el Gobierno —blanco de la ira popular— espera evitar con casi 90.000 policías en las calles.

Además, por primera vez en más de una década, se desplegarán vehículos blindados de la gendarmería en París, donde los comerciantes, escaldados por los destrozos y saqueos de hace una semana, se parapetan.

“Todo indica que elementos radicales, facciosos, volverán a intentar movilizarse”, dijo el ministro del Interior Christophe Castaner, justificando un dispositivo de seguridad “a gran escala”.

“Estas últimas tres semanas ha nacido un monstruo que se ha escapado de las manos de sus progenitores”, dijo en referencia al movimiento de los “chalecos amarillos”. Las protestas comenzaron el 17 de noviembre en oposición al aumento de los impuestos a los combustibles, pero desde entonces se han convertido en un amplio movimiento contra la política económica y social del presidente Emmanuel Macron.

 

PROTESTAS ESTUDIANTILES

Las protestas de los estudiantes de secundaria, críticos con las reformas educativas del Gobierno y que bloquean un centenar de centros, continuaron ayer por quinto día consecutivo, subiendo la tensión social.

En Portada