Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Una asesora de Trump se burla de la salud de McCain

Una asesora de la Casa Blanca se burló de la salud del senador John McCain, de 81 años y muy enfermo, asegurando que su oposición al nombramiento de una nueva directora de la CIA no tiene importancia “porque se está muriendo”, indicaron medios estadounidenses.

“No importa, se está muriendo de todas formas”, dijo la asesora de comunicación Kelly Sadler en una reunión celebrada anteanoche, según informan CNN y otros medios.

La nominada de Donald Trump para dirigir la CIA, Gina Haspel, tiene un pasado polémico y está vinculada a la práctica de la tortura. Durante su audiencia ante el Senado se negó además a condenar la tortura como una práctica moralmente condenable.

Por ello, el senador McCain, que pasó varios años en prisión durante la guerra de Vietnam y fue torturado, pidió en un comunicado a los senadores que rechacen su nombramiento.

Por su parte, la esposa de McCain, Cindy, recordó en un tuit a la asesora: “Mi mirado tiene una familia, siete hijos y cinco nietos”.

Congreso

El senador McCain, afectado por un cáncer cerebral, retornó a su hogar en Arizona hace varios meses. Si bien el Senado aguarda por el regreso de esta respetada figura política, muchos de sus colegas parecen resignados a no verlo otra vez en Washington.

Más de una docena de senadores -muchos de ellos amigos del legislador desde hace un cuarto de siglo o más- admiten, durante conversaciones discretas con la AFP en el Capitolio, que les cuesta habituarse a un Senado sin contar con quien ha sido una fuerte personalidad en ese medio.

 

CÁNCER DE CEREBRO

El senador de 81 años, con seis mandatos en su haber, fue diagnosticado el año pasado con un glioblastoma, una forma agresiva de cáncer de cerebro que ya se cobró la vida de otro gigante del Senado en 2009, Ted Kennedy.

Y la salud de este veterano de la guerra de Vietnam podría tener un gran impacto sobre los esfuerzos de los republicanos por mantener su estrecha mayoría en el Senado.

Un retiro o el deceso en mayo de McCain llevaría probablemente a una elección parcial en noviembre, en un ambiente electoral favorable, nacionalmente, a los demócratas.

En Portada