Pasar al contenido principal
Imagen

EEUU se quedará en Siria y asegura más sanciones

Cuerpo

El Gobierno de Donald Trump anunció ayer nuevas e inminentes sanciones contra el mayor aliado de Damasco, Rusia, y, según contó el presidente francés, Emmanuel Macron, tomó la decisión de quedarse “a largo plazo” en Siria.

Macron, aseguró ayer que convenció a su homólogo estadounidense, Donald Trump, de “permanecer” en Siria y aseguró que los bombardeos contra las bases militares de ese país el pasado viernes no fueron una declaración de guerra contra el régimen de Bashar al Asad, sino una “intervención multilateral” puntual en represalia al presunto uso de armas químicas denunciado por la oposición de ese país árabe.

“Hace 10 días el presidente Trump decía que Estados Unidos consideraba irse de Siria, (…) lo convencimos de que era necesario permanecer a largo plazo”, afirmó en una entrevista televisiva.

La embajadora estadounidense para la ONU, Nikki Haley, en esa misma línea adelantó ayer que su Gobierno “no se irá (de Siria) hasta que hayan conseguido sus objetivos”.

No obstante, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, horas después de que el mandatario francés afirmara haber convencido a Trump de permanecer en Siria “a largo plazo” precisó que la misión de Estados Unidos en Siria “no ha cambiado” y que el presidente Donald Trump “ha sido claro en que quiere que las fuerzas estadounidenses vuelvan a casa tan rápido como sea posible”.

Respuesta de Putin

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, el principal aliado del régimen de Bashar al Asad, advirtió en una conversación con su par iraní, Hasan Rohani, que si vuelven a producirse nuevos ataques de las potencias occidentales contra Siria, estos provocarían inevitablemente un “caos” en las relaciones internacionales”, según un comunicado del Kremlin.

Los dos mandatarios coincidieron que “esta acción ilegal daña seriamente las perspectivas de una solución política en Siria”, añade el texto.

 

EXPERTOS EMPIEZAN INDAGACIÓN EN SIRIA

Los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) iniciaron ayer la investigación del presunto ataque químico cerca de Damasco que motivó bombardeos occidentales sin precedentes contra el régimen sirio.

El equipo de expertos internacionales llegó a Damasco horas después de estos bombardeos con el objetivo de indagar sobre el ataque del 7 de abril en Duma. Las potencias occidentales sostienen que en ese ataque se emplearon cloro y gas sarín y mató a decenas de personas.

Ambas partes impusieron como condición que la indagación sea en un estricto hermetismo.

 

AL ASSAD DENUNCIA CAMPAÑA DE “MENTIRAS”

El presidente de Siria, Bashar Al Assad, denunció ayer una campaña de “falacias y mentiras de Estados Unidos” y sus aliados en el Consejo de Seguridad de la ONU, como epílogo al bombardeo que el viernes destruyó instalaciones militares en Siria.

Al Assad lamentó durante una reunión con una delegación parlamentaria rusa en Damasco, “la agresión tripartita con cohetes contra Siria estuvo acompañada de una campaña de falacias y mentiras en el Consejo de Seguridad por parte de los mismos países agresores contra Siria y Rusia”.

Consideró que esto prueba que Rusia y Siria “no sólo libran una batalla contra el terrorismo sino también para proteger la ley internacional basada en el respeto a la soberanía de los Estados soberanos y la voluntad de sus pueblos”.

 

EN WASHINGTON VEN INSUFICIENTE EL ATAQUE

La clase política estadounidense reaccionó ayer al ataque ejecutado el pasado viernes contra Siria, y aunque en general los miembros de la administración aprueban la operación, algunos consideran que fue insuficiente puesto que no evita el uso de armas químicas en el futuro.

“El ataque fue proporcional y justificado (…), pero no tenemos una estrategia global y profunda para abordar lidiar con Siria”, señaló la senadora Susan Collins en una entrevista a la cadena ABC News.

La republicana, que forma parte del Comité de Inteligencia del Senado, reconoció que la situación en Siria es “un asunto difícil”, pero defendió la necesidad de encontrar una solución a largo plazo para impedir que el gobierno de Bashar Al Asad pueda volver a usar armas químicas.

 

REY DE ARABIA SAUDITA EVITA REFERIRSE A LOS ATAQUES A SIRIA

AFP

El rey Salmán de Arabia Saudita consideró la polémica sobre Jerusalén y la actitud “agresiva” de Irán como temas prioritarios de la región, en la apertura ayer de la cumbre anual de los países de la Liga Árabe en el reino saudí.

El soberano saudita evitó referirse al conflicto en Siria, después de los ataques occidentales contra blancos del régimen de Bashar Al Asad, en su discurso.

El Rey reiteró su rechazó a la decisión del presidente Donald Trump de trasladar de Tel-Aviv a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel.

 

LA POLICÍA SIRIA SE DESPLIEGA EN LA CIUDAD DE DUMA

EFE

La Policía siria se desplegó ayer en la ciudad de Duma, después de que el Ejército nacional proclamara el sábado que la región de Guta Oriental, donde se localiza esa urbe, está “libre de terroristas”.

La televisión oficial siria explicó que los agentes se concentraron en la plaza del Ayuntamiento de Duma antes de iniciar su despliegue por las calles de la mayor de Guta Oriental.

Agregó que, en paralelo, zapadores de las Fuerzas Armadas están “limpiando” la localidad de artefactos explosivos dejados atrás por los “terroristas”.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que la última tanda de combatientes de la facción islamista el Ejército del Islam, que controlaba Duma, y de civiles que abandonó está ciudad llegó a zonas bajo dominio rebelde en el norte de Siria. Esta evacuación se llevó a cabo en aplicación del acuerdo logrado hace una semana entre Rusia y el Ejército del Islam.

En Portada