Pasar al contenido principal
EFE

El Pentágono prepara salida de sus tropas de territorio sirio

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha dado instrucciones a su cúpula militar para que comience a planear la inminente salida de Siria de las tropas del país, que lideran una coalición de más de 60 naciones que combaten el islamismo extremista en la región, informaron ayer fuentes locales.

De acuerdo con el diario The Washington Post, el Presidente aprovechó una reunión celebrada este martes con algunos de los principales responsables del área de seguridad para transmitirles su deseo de que le presenten un plan de salida de Siria.

La veracidad de esta información fue confirmada, en parte, por el director nacional de Inteligencia, Dan Coats, quien dijo ayer a un grupo de periodista que el Presidente ya ha tomado una decisión al respecto, según informó la cadena CNN.

Trump, no obstante, estaría dispuesto a que un pequeño remanente de militares permaneciera en Siria con el objetivo de preparar a las Fuerzas de seguridad locales para que se hagan cargo de la protección de los territorios ya liberados de la presencia del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Asimismo, Trump subrayó que, en cualquier caso, la presencia de EEUU en Siria no se extendería más allá de la victoria sobre los yihadistas.

Esta afirmación podría suponer un revés para los principales aliados de Washington en su lucha en el país árabe, las opositoras Fuerzas de Siria Democrática (FSD), cuyo objetivo, más allá de derrotar a los islamistas, es derrocar al presidente Bashar al Asad.

De hecho, en enero, Hadi al Bahra, uno de los miembros de la delegación de la principal agrupación opositora siria que viajó a Washington a comienzos de año, aseguró a Efe que habían recibido “garantías” del Gobierno estadounidense de que sólo contemplaba “una transición” política como solución duradera al conflicto que azota al país desde 2011.

Sin embargo, en los últimos meses, el Pentágono ha venido insistiendo en que su único objetivo en Siria es la derrota del EI, dando a entender que la salida de Al Asad, que cuenta con el beneplácito del Kremlin, no es un tema que siga interesando a la Casa Blanca.

“Estamos machacando al EI. Estaremos saliendo de Siria muy pronto. Estamos allí por una razón: encontrar al EI, acabar con el EI e irnos a casa”, aseguró Trump la semana pasada.

Ayer, Trump volvió a insistir en el asunto al quejarse que EEUU ha gastado más de 7.000 millones de dólares en Oriente Medio en los últimos años y no ha conseguido “nada más que muerte y destrucción”.

Sin embargo, casi al mismo tiempo que el comandante en jefe estadounidense hacía estas declaraciones, el general Joseph Votel, jefe del Mando Central (Centcom), responsable las operaciones de las Fuerzas Armadas en Oriente Medio, aseguraba que en Siria lo más difícil “está aún por llegar”.

La Casa Blanca aseguró ayer en un comunicado que “consultará” con sus aliados cualquier decisión referente a “futuros planes” y aseguró que tanto EEUU como sus aliados siguen “comprometidos” con la lucha contra la presencia de terroristas.

 

FORTALECEN COMPROMISO

Los presidentes de Rusia, Irán y Turquía manifestaron ayer, en una cumbre trilateral en Ankara, su compromiso de trabajar juntos en favor del fin del conflicto armado en Siria y de luchar contra “las organizaciones terroristas”.

En una comparecencia ante la prensa tras la reunión, el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, puso el acento en la necesidad de combatir a “todas las organizaciones terroristas, sin distinción”, en una clara referencia a las milicias kurdosirias.

El dirigente iraní, Hasan Rohaní, dijo que “algunos países, como EEUU, querían utilizar a las organizaciones terroristas como herramientas”.

En tanto, el presidente ruso, Vladímir Putin, denunció que “los terroristas intentan envenenar el proceso de pacificación” que, aseguró, ya está teniendo lugar en Siria después de la derrota de EI.

 

DECLARACIÓN TRIPARTITA

El texto recuerda que “la única intervención extranjera efectiva” a favor de la paz hasta ahora ha sido el “proceso de Astaná”, patrocinado por Turquía, Rusia e Irán, del llamado “proceso de Ginebra”, bajo mediación de la ONU. La declaración pide continuar la lucha para “erradicar el EI, el Frente Al Nusra y todos los grupos vinculados a Al Qaeda”.

En Portada