Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Nicolas Sarkozy, imputado por financiación ilegal

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy fue imputado ayer por haber financiado ilegalmente con dinero libio la campaña electoral que en 2007 le llevó al Elíseo y fue dejado en libertad bajo control judicial.

Tras unas 25 horas de interrogatorio bajo arresto, los jueces que instruyen la presunta financiación ilícita de su campaña victoriosa le imputaron delitos de corrupción pasiva, financiación ilegal de campaña electoral y receptación de dinero libio, según apuntan medios locales.

Se trata de la segunda imputación de Sarkozy por la justicia francesa, que ya le inculpó en un caso de corrupción.

El interrogatorio había comenzado este martes y salvo un receso de nueve horas durante la noche, se prolongó hasta las 19:00 hora local de ayer (18:00 GMT), momento en el que fue presentado a los jueces.

Los agentes de la división anticorrupción (Oclciff) le interrogaron en la sede de la Policía Judicial de Nanterre, en el extrarradio de París.

A falta de informaciones sobre el contenido de sus declaraciones, el abogado del exministro de Interior y brazo derecho de Sarkozy durante muchos años, Brice Hortefeux, -que la víspera pasó 15 horas ante los mismos policías de la Oclciff- ofreció ayer alguna pista.

El letrado Jean-Yves Dupeux contó al canal “BFMTV” que los agentes habían bombardeado con al menos 200 preguntas a su cliente, que negó rotundamente que Sarkozy se hubiera beneficiado de una financiación libia.

Hortefeux señaló en su cuenta de Twitter que “las precisiones aportadas deben permitir poner fin a una sucesión de errores y de mentiras”.

 

HABRÍA RECIBIDO 5 MILLONES DE EUROS

En el año 2016 un empresario franco-libanés afirmó al portal de noticias Mediapart que pagó 5 millones de euros en efectivo provenientes de Libia a Sarkozy.

Ziad Takieddine asegura haber “transportado un total de cinco millones de euros” en valijas en tres viajes entre noviembre de 2006 y principios de 2007.

En los dos primeros viajes, las valijas, que según Takieddine contenía cada una entre 1,5 millones y 2 millones de euros en fajos de billetes de 200 y 500 euros, fueron entregadas en la oficina de Claude Guéant, quien era la mano derecha de Sarkozy, entonces ministro del Interior.

En Portada