Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Presidente de Estados Unidos defiende su veto migratorio

Washington y Nueva York | EFE y AFP

El presidente de EEUU, Donald Trump, prometió ayer defender la libertad religiosa y “destruir” una ley que limita la participación política de los credos religiosos, en un discurso en el que, además, defendió su veto migratorio a todos los refugiados y los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Según Trump, la libertad de religión es “un derecho sagrado” que actualmente está “bajo amenaza”, tanto en EEUU como en el resto del mundo.

Así lo afirmó el mandatario en su intervención en el Desayuno Nacional de Oración, un acto que mezcla política y religión, y que se celebra tradicionalmente cada año en Washington el primer jueves de febrero.

Como casi todo lo que hace Trump, su discurso no fue convencional, sino que desconcertó, entre otras cosas por su petición a los asistentes para que recen por los índices de audiencia de Arnold Schwarzenegger, quien sucedió al mandatario en el programa televisivo “The Celebrity Apprentice”.

Sobre la llamada Enmienda Johnson, que establece que los credos religiosos y otras organizaciones exentas de impuestos no están autorizadas a hacer campaña o apoyar abiertamente a candidatos a cargos políticos, Trump aseguró que la “destruirá totalmente”.

“Permitiré que nuestros representantes de la fe hablen libremente y sin temor a represalias”, agregó a continuación.

Esa Enmienda Johnson, vigente desde 1954 y cuyo desmantelamiento dependería del Congreso, establece que las confesiones religiosas no pueden involucrarse en actividades políticas y, si lo hacen, corren el riesgo de perder los beneficios de estar exentas de impuestos.

“El terrorismo es una amenaza fundamental a la libertad religiosa. Debe terminar y se terminará”, remarcó Trump.

Además, dijo que su Gobierno hará “todo lo posible” para “proteger la libertad religiosa en esta tierra” y que EEUU “debe ser siempre una sociedad tolerante donde todas las creencias sean respetadas”.

Por otro lado, Trump sostuvo que los estadounidenses tienen que sentirse “seguros” y recordó que ha empezado a adoptar “acciones necesarias” para alcanzar ese objetivo, en alusión a su orden para vetar temporalmente la entrada a EEUU a todos los refugiados y a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Legisladores

Precisamente ayer, más de 100 legisladores demócratas de la Cámara de Representantes urgieron a Trump a retirar “inmediatamente” su orden sobre los refugiados y ciudadanos de países de mayoría musulmana, en una carta dirigida a su secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

En su discurso, Trump no mencionó una posible orden ejecutiva sobre libertad religiosa, a pesar de que un borrador al respecto ha circulado en los últimos días y aparentemente incluye restricciones de derechos a los homosexuales.

El presidente sí compartió algunas reflexiones más personales, acerca de una biblia que le regaló su madre y sobre la que juró el cargo el pasado 20 de enero, y también sobre las oraciones de “personas increíbles” a las que conoció durante la campaña y que, según dijo, han sido “una fuente constante de fuerza”.

 

CUELGA EL TELÉFONO A TURNBULL

El presidente Trump ha abierto un nuevo frente con Australia después de que The Washington Post haya revelado que mantuvo una tensa conversación el sábado con el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, por los 1.250 refugiados que el expresidente de EEUU Barack Obama se comprometió a recibirlos, según los medios locales.

Trump admitió que está siendo “duro” y lo seguirá siendo en sus conversaciones telefónicas con otros líderes internacionales ya que, a su juicio, el resto de países “se han aprovechado”.

“Tenemos que ser duros. Es hora de que seamos un poco más duros”, señaló ayer.

Trump le dijo a Turnbull que el acuerdo al que había llegado con Obama era “el peor acuerdo de la Historia” y se quejó que, de cumplirlo, lo “matarían” políticamente.

 

AMENAZA CORTAR FINANCIAMIENTO

Trump amenazó ayer con cortar el financiamiento a la universidad de Berkeley, donde cientos de estudiantes se enfrentaron con la Policía al protestar contra la conferencia de un polémico editor de un sitio ultraconservador, en una nueva señal del incremento de la tensión en el país luego de su llegada a la Casa Blanca.

En uno de sus acostumbrados tweets matinales, el presidente estadounidense amenazó con suprimir los fondos federales destinados a la universidad californiana, símbolo de la contra-cultura y bastión de la defensa de la libertad de expresión en las décadas de los 60 y 70.

“Si la UC (Universidad de California) Berkeley no permite la libertad de expresión y ejerce la violencia contra personas inocentes que tienen puntos de vista diferentes – No habrá fondos federales”, escribió en Twitter.

Al grito de “¡cállenlos!”, centenares de manifestantes quemaron la noche del miércoles trozos de madera en medio de la calle, rompieron vidrieras de locales comerciales y lanzaron fuegos artificiales a la Policía, que respondió con bombas de gas lacrimógeno.

“¡Cancélenla!”, reclamaron los estudiantes, en referencia a la conferencia de Milo Yiannopoulos, editor del sitio de extrema derecha Breitbart prevista en la universidad.

El acceso al centro fue bloqueado y la exposición de Yiannopoulos, conocido por sus provocadores comentarios en redes sociales, terminó anulada.

El periodista británico es simpatizante de Trump, a quien llamó “Papi” durante la campaña electoral, y se ha convertido en una de las caras más conocidas del movimiento “Derecha Alternativa”, “Alt-right” en inglés.

Protestas similares se registraron en la Universidad de California en la ciudad de Davis, a 100 kilómetros de Berkeley, que también tuvo que cancelar charlas con Yiannopoulos y el exejecutivo farmacéutico Martin Shkreli.

Ambos eventos fueron organizados por grupos de estudiantes conservadores como parte del “Dangerous Faggot Tour” (que se traduciría como “Tour del maricón peligroso”).

 

NUEVA YORK

Otra demanda a Trump

La fiscalía general del estado de Nueva York se unió ayer a la demanda presentada en un tribunal federal en contra de la orden ejecutiva del presidente Trump prohibiendo la entrada a inmigrantes de siete países, se informó oficialmente.

“Nuestra demanda describe cómo la orden ejecutiva del presidente Trump no sólo es inconstitucional y fundamentalmente antiamericana, sino cómo perjudica profundamente a nuestras familias, economía e instituciones educativas y de salud”, dijo el fiscal Eric Schneiderman al anunciar la demanda.

De acuerdo con Schneiderman, la intención del presidente Trump “de discriminar a los musulmanes es clara”.

La orden ejecutiva ordena detener temporalmente la acogida de refugiados y otros migrantes de siete países de mayoría musulmana para examinar los mecanismos de aceptación por motivos de seguridad.

Sin embargo, parte de la orden fue bloqueada el domingo por la jueza federal Ann M. Donnelly, en Nueva York, quien determinó que los refugiados u otras personas afectadas por la medida y que han llegado a aeropuertos estadounidenses no pueden ser deportados.

La decisión surgió luego de que la Unión para las Libertades Civiles impugnara la constitucionalidad de la orden ejecutiva, luego de que dos ciudadanos iraquíes con visados especiales para entrar a EEUU fueran retenidos en el aeropuerto JFK de Nueva York.

La fiscalía general recordó en su demanda que la Primera Enmienda de la Constitución prohíbe al Gobierno discriminar por motivos religiosos.

También destacó que el presidente Trump y sus colaboradores han hecho comentarios que demuestran la intención de discriminar a los musulmanes sobre la base de su religión, incluso prohibiendo su entrada a este país.

Igualmente en la demanda, se argumenta que el “alcance demasiado amplio y la falta de claridad” de la orden ha dado lugar a una aplicación inconsistente por las autoridades de inmigración y ha puesto en peligro la salud y seguridad de las familias atrapadas por esta incertidumbre.

En Portada

  • Quemas ilegales, hechos fortuitos y descontrol causan los incendios
    Los incendios forestales en cinco municipios de la Chiquitanía, que bordean las 500 mil hectáreas de bosque, han sido provocados, en un 97 por ciento, por quemas ilegales. Pero dentro de las causas también figuran hechos fortuitos atribuibles a la sequía, así como la política gubernamental de...
  • La guerra comercial China-EEUU extiende factura a la soya y minerales bolivianos
    La guerra comercial China-Estados Unidos ya pasa factura a los productos bolivianos: cuatro minerales importantes para la economía nacional (estaño, zinc, plomo y antimonio) bajaron de precio, en algunos casos, hasta en 20 por ciento; entre los alimentos, la soya  se depreció en algo más de 17...
  • Gobierno y empresarios buscan producir etanol con 25% de mezcla
    Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus esperanzas en el proyecto etanol, pues aspiran a incrementar la producción del aditivo proveniente de la caña para elevar la mezcla de 12 a 25 por ciento en los próximos años...
  • Santa Cruz, Beni, Pando y Potosí no van al paro del 21F
    LOS TIEMPOS y AGENCIAS El Comité Cívico Pro Santa Cruz determinó suspender el paro en defensa de la democracia previsto para mañana miércoles, debido a los incendios que afectan gran parte de este departamento, con lo que suman cuatro regiones que no acatarán esta medida de presión, pues Beni,...
  • Fernández y Páez se suman a la lista de candidatos para dirigir a la Verde
    A medida que pasan los días, la lista de posibles candidatos para dirigir la selección nacional crece. Ayer, dos nuevos nombres se unieron a los que ya se filtraron últimamente: Luis Fernández y Richard Páez, según dio a conocer una fuente allegada  la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). No...