Pasar al contenido principal
EFE

Cholita paceña y el Carnaval, en la pasarela de New York

La pasarela de diseñadores latinos que se celebra en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York rindió tributo el pasado miércoles en la noche, en su último día, a Bolivia, de la mano de Erika Luz y Pamela Alarcón, que mostraron piezas llenas de color, que hablan de la cultura y tradiciones de ese país andino.

Luz presentó con orgullo su propuesta “Maravilla de los Andes” con la que reivindicó a la cholita paceña -las mujeres aimaras de la ciudad de La Paz, al igual que la diseñadora- compuesta de tradicionales y elegantes polleras (faldas) de diversos largos y tejidos, según la región, y sus características tabletas, algunas bordadas por artesanos.

Explicó que llamó así a su colección “porque me siento identificada con mi cultura y con la ciudad de La Paz, que es una de las maravillas del mundo”.

La falda de la cholita de la región de La Paz,  amplia, estuvo complementada por blusas, algunas tipo corsé para fiestas, adornadas con piedras, así como su inseparable sombrero y las costosas mantas de vicuña, en las que también se destaca el dedicado bordado y tejido como el macramé de las artesanas bolivianas.

“Para mí es importante (presentar a la cholita) porque resalto mucho la tradición de mi país, porque yo también uso pollera y me gusta lucir la manta”, dijo Luz, que por primera vez sale a presentar su trabajo fuera de Bolivia.

La diseñadora, que debutó en 2013 en el mundo de la moda, fue invitada el año pasado a la plataforma Diseñadores de Latinoamérica pero no pudo viajar por problemas de visado, aunque su colección sí fue presentada en esta pasarela.

Luz optó por el verde intenso, azul, rosa pálido, rojo y la fusión de colores del aguayo, una especie de mantel usado como manta y para cargar a los bebés, para confeccionar su trabajo, así como el lino milano.

“La cholita se pone cada vez más de moda”, entre las mujeres blancas, que ya están vistiendo como ellas, destacó.

“Antes en la zona sur de La Paz era gente blanca, que ahora se muere por vestirse de cholitas”, que pasaron de ser rechazadas para ser imitadas, de acuerdo con la diseñadora, que aseguró que el Gobierno del presidente Evo Morales ha abierto la puerta para que esta mujer sea reconocida.

Afirmó con satisfacción que “ya no somos discriminadas, no somos humilladas. Incluso la vestimenta de la cholita ya es más cara” que la vestimenta regular.

Pamela Alarcón

La fiesta de color y trabajo artesanal en diversos bordados siguió con Pamela Alarcón, quien llevó el Carnaval de Bolivia al cierre de esta edición de Diseñadores de Latinoamérica.  El naranja, amarillo, azul brillante y rojo así como estampados de flores destacaron en su propuesta que incluyó pantalones, algunos tipo leggin, entre ellos uno en seda con bordados de flores en pedrería a lo largo de una pierna y otros de pata ancha, así como vestidos cortos y largos.

Alarcón también propuso usar la pollera de la mujer aimara como blusa, con alguna modificación, o en la parte inferior del pantalón, como un volante.

Otras blusas estaban confeccionadas en encaje -tejido usado por las cholitas de Cochabamba, explica- y adornadas con pedrería en la parte del frente y acompañadas por falda larga para una fiesta, en una colección que incluyó majestuosos collares, aretes y bolsos artesanales.

“Todas estas piezas que están aquí es porque son usadas en las danzas de los carnavales y he querido también representar distintas regiones, por eso las flores” que decoran los zapatos, indicó.

“Mi país tiene una riqueza cultural, culturas vivas que aún mantienen sus tradiciones y creo que es una fuente de inspiración gigante y vale la pena rescatarlas y mostrarlas”, señaló.

Bolivia contó también con la diseñadora Rosita Hurtado, en esta fiesta de la moda que incluyó a España, Perú, Ecuador por primera vez, Venezuela, República Dominicana, Chile, México y Suiza.

Listo para usar

El cierre de esta edición de Diseñadores de Latinoamérica, que este año debutará en Milán, marcó el lanzamiento de la colección “ready to wear” (listo para usar) de la fundadora del evento, la dominicana Albania Rosario.

Se compone de pantalones para hacer ejercicio, sudaderas over size y camisetas con cremalleras y algunas asimétricas, en blanco y negro, y todas tienen impreso el nombre de su firma “nada que ponerme” en inglés y español.

El evento contó esa noche con la conocida cantante mexicana Yuri así como con la exreina de belleza de ese país Lupita Jones.

En Portada

  • Cae banda que vendía certificados falsos de no contagio de Covid-19
    Tres personas que falsificaban y comercializaban certificados médicos de no contagio por coronavirus fueron aprehendidas ayer en flagrancia en la Terminal de Buses de Cochabamba. Se trata de dos odontólogos y el boletero de una empresa de buses, quienes vendían los documentos falsos a personas...
  • Ven inviable jugar en una sola sede el torneo Apertura
    La posibilidad de que el torneo Apertura pueda concluirse con todos los equipos reunidos en una sola sede es poco viable, según Rolando Aramayo, presidente de la Comisión de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), por el tema de los costos logísticos y la falta de...
  • Gobierno autoriza retorno de vuelos desde hoy, salvo en Beni y Santa Cruz
    Tras un simulacro de la llegada y partida de una nave de Boliviana de Aviación (BoA), de La Paz a Cochabamba y viceversa, el Ministerio de Obras Públicas y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) autorizaron ayer la reanudación de los vuelos comerciales en el país. El Ministerio...
  • Por segundo día, Bolivia rompe récord de muertos por Covid-19
    Bolivia reportó ayer, por segundo día consecutivo, un récord en la cantidad de fallecidos por coronavirus (Covid-19). El reporte del Ministerio de Salud registró el deceso de 33 personas, además de 490 casos nuevos de coronavirus, totalizando a nivel nacional 10.991 positivos y 376 fallecidos....
  • Exportación de banano cae en 70% y la pérdida ya es de $us 21 millones
    La crisis económica agravada por la pandemia de Covid-19 ha causado que el mercado argentino disminuya en 70 por ciento la compra de banano nacional y se calcula una pérdida económica de 21 millones de dólares, informó el asesor legal de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales...