Pasar al contenido principal
AFP

Gucci un toque mágico

La célebre marca Gucci brilló el pasado miércoles en Milán en el primer día de desfiles de las colecciones para la temporada otoño-invierno 2017-18 con una espectacular colección llena de color, con un lujoso toque mágico.

Por primera vez, los trajes del creativo diseñador Alessandro Michele, actual rey del mundo de la moda, fueron presentados en la nueva sede de la marca, en el número 79 de Via Mecenate, en el extremo sureste de la ciudad, en un antiguo edificio industrial de ladrillo rojo y exfábrica de aviones.

En un enorme hangar totalmente cubierto de terciopelo morado, el público se instaló como en un teatro delante de una enorme cortina. El espectáculo estaba garantizado.

Entre el público de celebridades figuraban Charlotte Casiraghi, modelos como Alexa Chung, la actriz Salma Hayek, esposa de François-Henri Pinault, dueño del grupo de lujo Kering y propietario de la marca Gucci, emblema de riqueza.

Como en un show, las luces se apagaron, el bullicio fue remplazado por el sonido de un helicóptero y las pesadas cortinas se levantaron para develar un túnel de plexiglás iluminado por focos de colores que cambian al fondo una pirámide colosal.

La colección se llama "El jardín del alquimista: un laboratorio antimodernista", todo un mensaje.

Las mujeres presentan un aspecto ligeramente retro con faldas plisadas con volantes que llegan al tobillo, completos de seda, terciopelos y telas con brocados ricamente decoradas.

Los hombres optan por un estilo años 70, con pantalones de pana con la bota de elefante y largos abrigos con solapas anchas.

En Portada