Pasar al contenido principal
Yvonne León

Crean "tarjetas semilla" para ayudar a las abejas y al refugio Senda Verde

Fibra de plátano y pequeñas semillas de manzanilla son los componentes de las tarjetas con las que pretenden ayudar a las abejas, que se encuentran en peligro de extinción, y a los animales refugiados de Senda Verde, donde vive el oso jucumari "Ajayu", que hace dos años se salvó de morir a golpes en la comunidad cochabambina de K'omercocha, en Tiraque.

43012544_2006543206076080_1646736748148948992_n.jpg

Instrucciones de las tarjetas. | Cecilia Tapia

La fundadora del refugio, ubicado en la localidad de Yolosa en La Paz, Vicky Ossio, explica que la idea nace como una forma de ayudar a la reforestación, ya que las tarjetas pueden ser plantadas en la tierra y luego brotan plantas de manzanilla, "porque tenemos que tener flores hasta en las ventanas de las casas", explica.

"La idea es plantar más flores y crear conciencia de ambiental. El oso jucumari es el inicio de varios diseños de animales", explica Cecilia Tapia dueña de Bohemia Papel, donde se elabora el papel ecológico.

 

Las tarjetas tienen un precio de tres bolivianos y están disponibles en la tienda Mixtura, ubicado en la calle Sagárnaga de La Paz, y las instalaciones de Senda Verde. Para las personas del interior del país se pueden realizar pedidos por medio de la página de Facebook del refugio.

El tucán, el mono, el tapir, el ocelote, una monita araña, entre otros refugiados de Senda Verde, ilustrarán los otros diez diseños de las tarjetas, que serán lanzados en los siguientes días.

Un porcentaje del dinero recaudado será destinado para colaborar a Senda Verde  que tiene 780 animales refugiados procedentes de tráfico animal, rescatados de situaciones de maltrato como "Ajayu" o de los decomisos que realiza Pofoma.

El estado de "Ajayu" 

"Ajayu", que quedó ciego y sin olfato, aprendió a guiarse por los sonidos y suele pasear alrededor de su fuente de agua en Senda Verde y tiene un "pelaje hermoso", cuenta Ossio.

En un par de semanas se iniciará la construcción del techo en la jaula de "Ajayu" para evitar que los monos, que se dieron cuenta de su condición, le roben su comida.

 

En Portada