Pasar al contenido principal
EFE

El lenguaje secreto que permite a los árboles crear todo un ecosistema

CIUDAD DE MÉXICO |

Un árbol solitario no puede hacer todo un bosque. Sin embargo, los árboles juntos, mediante un lenguaje secreto, son capaces de crear ecosistemas que amortiguan el calor y el frío extremos, almacenar agua y producir aire húmedo.

La respuesta a cómo lo logran está en sus raíces, donde forman una súper estructura similar a un hormiguero por donde se comunican información sobre diversos peligros como la falta de agua y de nutrientes e incluso la presencia de un incendio.

El presidente de Fundación Mexicana del Árbol, Teobaldo Eguiluz, explica a Efe que la sociedad de los árboles es muy parecida a los seres humanos, pues en ella cada miembro es importante para su comunidad, tiene su propia función y vale la pena mantenerlo con vida tanto tiempo como sea posible.

Por ejemplo, entre ellos protegen a los más enfermos, a los que proporcionan nutrientes hasta que están mejor, mismo mecanismo que usan con los ejemplares más jóvenes.

"El árbol es como una casa, inclusive los árboles se comunican por sus raíces con sus hijos y con sus parientes lejanos o cercanos. Pueden alimentar a sus hijos a través de las raíces cuando estos son muy pequeños y no alcanzan la luz y por tanto no pueden fotosintetizar ellos solos", detalla el genetista forestal.

Después agrega que "también ayudan a los viejos que ya no tienen la posibilidad de sostenerse por sí mismos".

El árbol también convive con "una microfauna" compuesta por hongos, bacterias y virus "que está interconectada con él".

En esta línea, el gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en la Ciudad de México, Gustavo López Mendoza, indica a Efe que toda esta comunicación se da debido a que las raíces de los árboles viven en simbiosis con hongos micorrízicos.

"El árbol utiliza la energía solar para generar carbohidratos y azúcares a través de la clorofila, que es una sustancia que ellos sintetizan. Ellos no la utilizan, la producen para sus simbiontes socios que viven debajo de la tierra, los hongos, ya que éstos no están expuestos a la luz y no pueden hacer la fotosíntesis", explica.

Por ello, el árbol les suministra todos esos carbohidratos y azúcares para que el hongo pueda fructificar y dispersar sus esporas.

A cambio, agrega, "los hongos, a través de sus raíces, de sus pelos radicales, suministran los minerales que tiene el suelo que son indispensables para que el árbol forme madera, es decir carbono".

Si este intercambio sale bien, las micorrizas, hectomicorrizas y hectoendomicorrizas le proporcionarán a los árboles todos los elementos químicos que requiere la planta para crecer: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, boro y cobre.

El profesor investigador de la división de Ciencias Forestales en la Universidad Autónoma de Chapingo, José Armando Gil, señala a Efe que además de descomponer materia orgánica, los hongos se desarrollan mediante una red de filamentos ultra finos llamados hifas.

Estas son muy largas, un gramo de suelo llega a tener 100 metros de hifas.

"Son tan finitas y delgadas que eso sirve para que todos los árboles se comuniquen entre sí", dice.

No obstante, Gil precisa que cuando el bosque tiene algún tipo de deficiencia, se llega a desarrollar el hongo parásito conocido como armillaria u hongo de miel.

Este es responsable de la "podredumbre blanca", la cual ataca las raíces de los árboles en los bosques y se distingue de las micorrizas positivas por su naturaleza parasita.

En el año 2000, la armillaria ostoyae mató en Oregón (Estados Unidos) 900 hectáreas de árboles.

La razón fue que las condiciones de extrema humedad generaron demasiada sombra de forma continua por muchos años y eso terminó asesinando a todo el bosque.

Las hifas fueron las encargadas de comunicar a los árboles que un hongo negativo estaba penetrando.

"Cuando hay incendios o temperaturas anormales se envían información de que algo va mal en el ecosistema, esta información llega muy rápido a través de las hifas, que tienen una amplia distribución dentro del suelo y, algunas veces, también se da a través de receptores químicos", agrega.

Y es que la comunicación entre los árboles no solo se da en el suelo sino también puede ser por el aire, explica Eguiluz.

El especialista agrega que esto pasa "sobre todo cuando hay incendios, plagas, tormentas o daños ambientales extremos".

Esto hace que los árboles se comuniquen liberando fenoles terpenos, compuesto químicos que se liberan en el aire y que los perciben a través de los estomas de las hojas.

Los absorben, los reconocen y detectan las señales que les mandan. Estas señales son reacciones termodinámicas y químicas que ellos utilizan para comunicarse.

El experto concluye recordando que "no se debe olvidar que los árboles usan todas las formas de energía posible que nosotros no podemos usar como seres humanos".

En Portada

  • Bolivia subió en 54% la compra de alimentos en los últimos 10 años
    En los últimos 10 años la importación de alimentos tradicionales se incrementó en 54 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Además del aumento, los analistas señalan que llama la atención que ahora el país...
  • Wilstermann da la vuelta al marcador y golea a Guabirá
    Wilstermann le bastaron ocho minutos para destrozar la resistencia de Guabirá y golear por 1-4 en el estadio Gilberto Parada de Montero, resultado que le permite prenderse en la primera casilla del torneo Clausura. Los aviadores no desaprovecharon la ventaja numérica sobre su rival, por la...
  • Potosí: interrumpen el embarazo de una joven de 15 años
    En Potosí una adolescente de 15 años de edad, que quedó encinta producto de una violación, fue sometida a la interrupción legal de su  embarazo gracias a la intervención de la Defensoría del Pueblo. Es el primer caso de este tipo atendido en este departamento. Los investigadores de la Fuerza...
  • La producción de urea en Bulo Bulo se multiplica por 4
    Aunque en los primeros cuatro meses del año la producción de urea estuvo por debajo del 30 por ciento de la capacidad instalada de la planta de Bulo Bulo, que es de 2.100 toneladas métricas por día (TMD), en mayo la producción del fertilizante tuvo un importante ascenso, pues llegó a una tasa de...
  • Seis bolivianos compiten en olimpiada de matemáticas
    Seis estudiantes bolivianos participarán de la versión 60 de la  Olimpiada Internacional de Matemáticas (IMO, por sus siglas en inglés), que se realiza en Bath, Londres (Reino Unido), desde hoy hasta el 21 de julio. La delegación boliviana ya se encuentra en Londres donde  se enfrentará a más...