Pasar al contenido principal
Catherine Camacho

Ofertan visitas virtuales a lugares turísticos de Bolivia

Con la pandemia del coronavirus el turismo a nivel mundial se paralizó, al igual que en Bolivia. Sin embargo, dos emprendedores bolivianos ven la adversidad como una oportunidad y actualmente ofertan visitas virtuales guiadas a lugares turísticos del país.

Nelson Pacheco, gerente de Natura Tours (Santa Cruz), y Roberto de Urioste, dueño de Extreme Fun Travel (Uyuni), emprenden juntos esta alianza para mostrar la belleza de Bolivia.

“Hay que ser creativos y ofrecer opciones para que el boliviano conozca y se enamore del país, desde su casa”, dice Pacheco, quien considera que cuando se reanuden las actividades el turismo “probablemente será la última en reactivarse porque es una actividad de ocio, que uno le destina dinero cuando se tiene las otras necesidades satisfechas”.

“Tenemos que ver nuevas alternativas y tomar las adversidades como oportunidades y una solución paliativa es la oferta de tours en línea que nos permite trabajar y viajar desde casa, implementando un nuevo concepto y relación entre el cliente y el prestador de servicios”, explica De Urioste.

Dos ofertas turísticas

Pacheco oferta un tour virtual al área protegida Tucabaca, una reserva natural con más de 260.000 hectáreas de fauna y flora chiquitana que se encuentra en el municipio de Roboré (Santa Cruz).

El salar de Uyuni, el más grande y más alto del mundo, es la otra propuesta que será manejada por De Urioste. Este atractivo turístico está ubicado en el departamento de Potosí.

Ambos operadores turísticos utilizarán la plataforma Zoom donde conversarán con los visitantes mientras explican las particularidades del destino turístico.

Utilizarán imágenes de videos, fotos y mapas que permitirán seguir la visita con detalles, curiosidades y sorpresas que saben los expertos tras cientos de paseos.

Las visitas tendrán una duración de una hora a hora y media, de acuerdo al destino, en las que los participantes podrán interactuar cada momento con los expertos.

En cuanto al costo, las visitas grupales tendrán un valor de 25 bolivianos;  las privadas entre 50 y 70 bolivianos -dependiendo del destino turístico-.

Tras tomar contacto con cualquiera de las dos empresas de turismo (Natura Tours o Extreme Fun Travel), a través de Facebook o WhatsApp, se realiza la transferencia bancaria y se agenda el horario y el día para realizar la visita virtual otorgándoles la clave para que ingresen.

“Estoy seguro que para mucha gente el poder estar en cierto sitios -de esta forma- también le permitirá estremecerse, sentir, vivir, admirar, sorprenderse... y si logramos eso hemos cumplido el objetivo de enamorarlos de Bolivia”, dice Pacheco.

Considera que las visitas virtuales son una buena idea no sólo por el tema de la cuarentena, sino también es ideal para las personas que por su condición física no pueden ir a estos lugares.

Además, también existen lugares de difícil acceso o que no son promocionados, como Santo Corazón, a 150 kilómetros de Santiago de Chiquitos, que aún mantiene vigentes sus tradiciones culturales.

Pacheco explica que se están gestionando más destinos turísticos en Santa Cruz.

Los expertos esperan que se sumen más socios a la iniciativa para poder ofrecer una variedad de opciones de todo el país.

“Lo interesante de hacer turismo virtual es que se tiene una gama de posibilidades para poder hacer que el turista pueda introducirse en las imágenes, los videos, las fotografías. Además de interactuar con artesanos, guías, talladores que hay en cada destino turístico”, finaliza Pacheco.

 

DATOS

Trabajo en riesgo. Debido a la paralización del turismo, “en Bolivia hay unos 110 mil puestos de trabajo directo vinculados al turismo que están en serio peligro”, señala Nelson Pacheco, gerente de Natura Tours.

“De manera indirecta hay otros 400 mil puestos de trabajo que se benefician con el turismo y que esta paralización les ha significado una disminución seria de ingresos”, comenta.

En Portada