Pasar al contenido principal
AFP

El café geisha, el más caro del mundo

Con pequeños y ruidosos sorbos, un grupo de coreanos realiza una cata del lujoso café panameño geisha, considerado el más caro del mundo, y por el que se pagó más de 1.000 dólares por libra.

En un ritual cuasi religioso, los catadores anotan en una hoja o en una aplicación digital las características de las diferentes muestras provenientes de la finca Elida Estate, en la localidad de Boquete, a 320 kilómetros al oeste de Ciudad de Panamá.

En un lote de ese terreno, ubicado a 1.800 metros de altitud, se cultivó una modalidad de café geisha cuya libra (454 gramos) fue vendida a una casa japonesa en 2019 por 1.029 dólares, durante la subasta virtual que cada año realizan productores de países cafeteros.

Según los organizadores, nunca antes se había pagado tal cantidad de dinero, aunque en 2018 un café geisha de esa misma finca se había subastado por 803 dólares la libra.

El geisha “es una variedad sumamente exótica que sobresale de lejos sobre la variedad que le sigue a nivel mundial”, dice Wilford Lamastus, propietario.

El café de esta parcela, con 98 puntos sobre 100, fue catalogado por la publicación especializada Coffee Review como el mejor del mundo en 2019, por delante de cosechas de Kenia, Colombia y Costa Rica.

Según los productores, el secreto se debe a que el grano se cosecha en zonas montañosas superiores a 1.600 metros, en las faldas del volcán Barú, en un microclima frío y lluvioso entre los dos océanos cercanos. Las bajas temperaturas durante la cosecha, entre diciembre y abril, la persistente lluvia y la neblina hacen que el grano de café geisha, originario de Etiopía, madure más lentamente, lo que hace resaltar su dulzura y sabor.

 

CARACTERÍSTICAS

El sabor del café geisha “se caracteriza por delicados aromas florales de cítricos, jazmín, orquídea, y sabores frutales de melocotón, pera, durazno, naranja y chocolate, entre otros”, indica Cirilo Montezuma, indígena catador Ngäbe Buglé.

En Portada