Pasar al contenido principal
AGENCIAS

La NASA construye casas hechas de hongos

En lugar de hábitats hechos de metal y vidrio, la NASA está explorando nuevas tecnologías para construir casas a base de hongos. Este tipo de estructuras podría ser una solución sustentable para generar viviendas en la Tierra así como en Marte y otros planetas.

El Centro de Investigación Ames de la NASA, ubicado en Silicon Valley, está trabajando en iniciativas para crear estructuras a partir de hongos y los hilos que constituyen esos hongos, que se conocen como micelios. Más precisamente se denomina micelio al conjunto de hifas, que son filamentos pluricelulares y que pueden crecer con mucha rapidez. Las hifas tienen varias funciones vinculadas con la nutrición, crecimiento y reproducción.

Estos pequeños hilos que constituyen los micelios se ramifican y construyen estructuras precisas y complejas. La idea detrás de esta iniciativa es programar los micelios para que conformen nuevas estructuras, generar materiales resistentes que podrían ser usados como ladrillos ecológicos.

Eventualmente este proyecto permitiría a los primeros humanos que vayan a habitar Marte, la Luna u otro planeta tener una vivienda compacta hecha a base de hongos inactivos. La idea es poder trasladar estructuras de bajo peso en viajes largos como a Marte o la Luna. El material resultante tiene mayor curva de resistencia que el hormigón, así como mejor resistencia a la compresión que la madera, según los investigadores.

Una vez que se llegue a destino, a esta estructura base se le añadirá agua y los hongos crecerán hasta darle forma a un hogar sustentable, diseñado de modo tal que no genere contaminación ambiental.

Esta investigación parte de un campo de estudio conocido como biología sintética, que se basa en la idea de diseñar organismos que puedan ser programados o reutilizados para cumplir nuevas funciones, como en este caso.

 

Los exploradores podrían contar con un hábitat compacto construido con un material liviano con hongos inactivos.

En Portada