Pasar al contenido principal
Fernando Avendaño

VR Studio, primer ambiente para realidad virtual

Tener al tiranosaurio rex al frente, rugiendo y echándonos su fétido aliento; saltar desde un edificio futurista de 20 pisos, o toparse con un extraterrestre viscoso y de color violeta en la luna mientras naves espaciales surcan el espacio… todo eso es posible gracias a VR Studio, que ahora ofrece vivir decenas de experiencias de este tipo y una infinidad de juegos fantásticos.

La empresa, creada por Mario Andrés Saavedra y Álvaro de Ávila, se presenta como el primer estudio de realidad virtual en Cochabamba, con cinco equipos instalados en la planta alta del complejo Donal, y una cantidad similar para alquilar a quienes gusten de estos servicios para una fiesta, reunión o entretenimiento.

La idea es que los padres que vengan con sus hijos a la confitería a servirse una hamburguesa o un helado no tengan a los niños aburridos y sin nada más que hacer, y más bien cuenten con un entretenimiento distinto a lado. Por supuesto, de estas experiencias también pueden disfrutar juntos grandes y chicos de la familia, entre amigos o en pareja. O finalmente, alquilar un par de equipos para la fiesta de casa.

Los equipos

Los emprendedores, según explican, hicieron una inversión aproximada de 3.500 dólares por equipo, pero hubo que ensamblar y compatibilizar algunos artefactos con lentes, computadoras, tarjeta de video con procesador y cascos de varias marcas y de tan alta calidad que garantizan la visibilidad y sonido de tal forma que el usuario puede abstraerse del mundo real para ingresar en el virtual.

Se trabaja con un procesador Intel y una tarjeta de video Geforce, entre las principales marcas.

Regularmente, se tendrá en carpeta (para la elección de los clientes) unas 30 experiencias y un centenar de juegos, pero todos estos irán actualizándose constantemente, lo que anima a los emprendedores prácticamente a asegurar que la oferta es “hasta el infinito y más allá”.

Con todo esto, uno ya está listo para visitar la Casa de Ana Frank, asistir al Circo del Sol o participar de un partido de fútbol, todo aplicando los comandos de los equipos y sin moverse del lugar.

 

PARA SOLICITAR SU EXPERIENCIA

VR Studio atiende en la planta alta de Confitería Donal (Pando y América) de lunes a viernes de 14:30 a 22:30 y fin de semana de 11:00 a 23:00.

Cada experiencia dura entre siete y 10 minutos, y cuesta 10 bolivianos.
Los juegos se cobran por 20 minutos, 25 bolivianos.
Por 35 minutos, 30.
Una hora, 50.
Y por todo el día, 120 bolivianos.

También lleva a domicilio (una fiesta de cumpleaños, por ejemplo) dos equipos por dos horas por 500 bolivianos.

En facebook, f/VRStudioBolivia y en celular 77924486.

En Portada