Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Nacieron siamesas y tenían pocas posibilidades de vida: Hoy celebran 16 años

Las siamesas Zainab y Jannat Rahman celebraron recientemente su cumpleaños número 16.

Al nacer, ambas estaban unidas a través del pecho e hígado, único órgano que se regenera. Las probabilidades de que sobrevivan eran casi nulas. La operación que las separó duró más de cuatro horas. Fue un arduo trabajo de alrededor de 20 especialistas del hospital Great Ormond Street, en el Reino Unido.

"Nos dijeron que había una posibilidad de supervivencia entre un millón de casos. Si sobrevivían, existía la posibilidad de que una de las niñas pudiera perder una extremidad o desarrollar una enfermedad. Por suerte, el órgano que compartían, el hígado, es el único que se regenera", dijo al Daily Mail su padre, Luther Rahman.

Nipa Rahman, su madre, contó como "en el escaneo" vieron "dos latidos" pero que "no se movían de forma independiente", pese a ello se negó a interrumpir su embarazo.

"Todo lo que pasamos antes se siente como una pesadilla lejana. En ese momento nunca me atreví a imaginar este día. Pero mirarlas ahora es asombroso. Ya han logrado mucho y en contra de las peores probabilidades imaginables", explicó, según cita la agencia de noticias RT.

Actualmente, están finalizando la secundaria. Zainab espera ir a Cambridge y convertirse en pediatra; mientras que Jannat planea ir a Oxford a estudiar derecho.

En Portada