Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Mujeres periodistas en el Mundial se enfrentan a prejuicios

Poco a poco más mujeres forman parte del mundo deportivo en el periodismo y esta situación ha quedado evidenciada en el  Mundial Rusia 2018. Sin embargo, su actividad se ha visto empañada al tener que lidiar con los prejuicios del fútbol en las redes sociales a través de mensajes sexistas.

Vicki Sparks en la BBC británica, Viviana Vila  comentarista de Telemundo, Hanna Marklund en la TV4 sueca, Lise Klavenesess en la NRK  y Claudia Neumann en la televisión ZDF alemana, entre muchos, lograron romper la brecha y ocupar su espacio en esta Copa del Mundo.

A pesar de su talento, varias fueron las críticas del público. Pero no sólo usuarios anónimos se dejan llevar por sus prejuicios, también nombres destacados como el exinternacional inglés John Terry, que había insinuado que tenía problemas en seguir un partido narrado por una voz femenina.

Esta situación  se suma al acoso que las periodistas de Mediaset de España, María Gómez; Julia Guimaraes de Golbo o Julieth Gonzáles, de DW, -que posteriormente recibió una disculpa del hombre que la acosó-, vivieron en la cobertura del Mundial y delante de las cámaras.

Gómez por ejemplo contó en una carta, que pese a haberse preparado durante meses para esta cobertura, “olvidó un detalle: no me había preparado para el comportamiento de una minoría de aficionados que complicaron enormemente no solo mi trabajo, sino el de muchas compañeras y compañeros reporteros”.

En Brasil se inició una campaña con el título "Deixa ela trabalhar" (Déjala trabajar) con el objetivo de exigir soluciones a los casos de acosos y el respeto a las periodistas deportivas en la cobertura del Mundial de Rusia 2018.

Hasta ahora más de cincuenta mujeres se unieron al emprendimiento y otras reporteras manifestaron su repudio a estos actos a través de Twitter e Instagram.

 

En Portada