Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Niña boliviana campeona de ajedrez en España

Anahí, una niña boliviana, ganó junto a un equipo formado por otros cuatro infantes, de diferentes nacionalidades, el campeonato escolar de ajedrez de España. Se impusieron a 38 centros, públicos y privados, pese a sus muy limitados recursos.

Tiene 11 años y vive desde hace seis años, junto a su familia, en Zaragoza, la quinta ciudad más poblada de España. Está ubicada al noreste. 

Anahí es, además, campeona de Aragón en categoría alevín. Estudia en "El Marcos Frechín" un colegio público en la localidad Las Fuentes, un modesto barrio de miles de inmigrantes extranjeros que llegaron en busca de una vida mejor.

El equipo campeón, dirigido por Enrique Sánchez, lo conforman, además de la niña boliviana, dos niños de origen rumano y dos con raíces aragonesas.

Sánchez es un profesor jubilado que, a pesar de la falta de recursos, consiguió llevar a los cinco niños a la gloria.

Anahí tuvo problemas para adaptarse académicamente, incluso repitió un curso, contó Sánchez. 

"De repente, de un año para otro pasó de ser una jugadora del montón a ser muy buena. Su padre la ayudó mucho. Además tiene suerte, es especial, cuando hay dificultades y donde un niño se pierde, piensas: menos mal que tenemos a Anahí", expresó. 

Para Sánchez el ajedrez ayudó a los cinco niños a tomar decisiones y aceptar las reglas y la socialización. El tablero, dijo, es el mejor antídoto contra los prejuicios. 

"No influyen la edad, el sexo, la nacionalidad o la clase social a la hora de medir la fuerza de un jugador", remarcó Sánchez, quien desde hace una década compagina su labor en "El Marcos Frechín" con el programa "Ajedrez a la escuela".

El fomento del ajedrez en la escuela tiene cada vez más arraigo en España. Su potencial educativo y lúdico de esta herramienta, además del escaso coste, es un tesoro para los docentes.

En Portada