Pasar al contenido principal
AFP

Adiós a Kate Spade, reina de los accesorios

La diseñadora de moda estadounidense Kate Spade, fundadora de una icónica marca multimillonaria, conocida sobre todo por sus elegantes carteras coloridas y urbanas, se suicidó ayer en su domicilio de Nueva York. Tenía 55 años.

La diseñadora dejó una carta y se ahorcó con una bufanda en su apartamento de Park Avenue, en Manhattan, indicó un portavoz de la Policía.

Aunque originaria de Kansas City (Misuri), Kate Spade encarnaba el espíritu neoyorquino. Estudió periodismo y trabajó inicialmente como editora de accesorios en la revista Mademoiselle. En 1993, fundó con su pareja, el publicitario Andy Spade, una marca alegre, con dosis de retro y nerd, que alcanzó la fama.

Primero produjo coloridas carteras que se volvieron icónicas y se tornaron un símbolo de estatus para muchas jóvenes estadounidenses y de todo el mundo. Luego agregó una línea de vestimenta, a la que siguieron joyas, perfumes, zapatos, ropa de cama, de mesa y de bebé, y hasta una línea de papelería y regalos.

El Consejo de Diseñadores de Estados Unidos (CFDA) se declaró "devastado" por la noticia.

Kate Spade "era un gran talento que tuvo un impacto inconmensurable en la moda estadounidense y la manera en que el mundo ve los accesorios estadounidenses", escribieron en Twitter Diane von Furstenberg y Steven Kolb, de CFDA.

 

TWITTER MENSAJES

Chelsea Clinton, hija del expresidente Bill Clinton, contó que su abuela le regaló su primera cartera Kate Spade cuando estaba en la universidad.  "Aún la tengo", tuiteó. "Guardo a la familia de Kate, a sus amigos y seres queridos en mi corazón".

En Portada