Pasar al contenido principal
Imagen

¿Divorcio? Tips para no dañar por de más a los hijos

Cuerpo

El divorcio en una pareja conlleva un proceso de transformación personal, familiar y social que afecta no sólo a los progenitores, sino sobre todo a los hijos. Los cambios y rutinas alteran el día a día de cada uno de los miembros, los cuales poco a poco tienen que ir engranando y adecuándose a la nueva estructura.

Es una ruptura que —sin duda— afecta a todos, pero en este proceso es importante la actitud que tomen los padres la cual les ayudará no sólo a ellos a superar la separación, sino también a los hijos.

“La disposición interna —que es la actitud— y la madurez que tengan los padres para afrontar esta situación hará que el trauma sea mayor o menor, pero nunca inexistente, pues este hecho deja una impresión emocional muy intensa en el subconsciente, una huella que tarda en desaparecer y en algunos casos jamás lo hace”, explica Jean Carla Saba, life couching.

La psicóloga Cristina Rubín de Celis recomienda que “cuando existan divorcios, se realicen separaciones “amigables”, negociadoras, libres de egoísmos, en bien de los hijos, para que ellos tengan salud mental al ver padres conciliadores y con madurez emocional.

Fabio de Jesus, coach de parejas, aconseja a los padres a que afronten la separación con la madurez suficiente, de manera pacífica y respetuosa, asumiendo que la estabilidad de sus hijos depende en gran medida de ellos.

Los padres deben encauzar sus propios sentimientos para así poder ayudar luego a sus hijos a hacer lo mismo, para ello pueden recurrir a profesionales entendidos en el área, a terapias u amigos que los ayuden a sobrellevar este proceso.

Así, los expertos coinciden en que el bienestar de los hijos, cuyos padres se separan, se puede preservar con ciertas pautas para facilitar su proceso de adaptación a la nueva situación familiar. Entérese cuáles son.

1. Explicar a los hijos de forma clara la situación
Es importante explicar a los hijos la situación que atraviesan sus progenitores, ser transparentes y claros con el proceso de separación. Esta información debe ser acorde a la edad del hijo, sencilla, sin juicios de valor contra nadie y dejar al margen los problemas de adultos.

“Se debe explicar de forma clara, sin dramas, que se tomó la decisión de la separación como pareja, que el amor hacia los hijos nunca cambiará, que se tomó esa decisión para que los hijos no sufran al ver a sus padres discutir o pelear”, comenta Rubín de Celis. Explica que es importante aclarar que el cariño, la confianza y el respeto deben prevalecer como familia, sin culpabilizar a ningún miembro. “El discurso de ambos progenitores será fundamental en la relación con sus hijos para la formación de futuros adultos”, señala.

“Se va a frustrar, enojar… es lo normal porque quiere a sus padres juntos”, comenta Fabio de Jesus. “Es importante enseñarles a lidiar con la frustración, con el sufrimiento. Acompañarlos y ayudarles a entender lo que sienten”. Recalca que es necesario expresarles que “los dos lo aman —papá y mamá— y que por el momento no se puede vivir juntos y que ambos decidieron separarse para que todos estén mejor”.

Deben asegurar a sus hijos que seguirán siendo queridos (evitar sentimiento de abandono), que no son culpables de nada (evitar sentimiento de culpa) y que ambos progenitores van a seguir ocupándose de sus vidas.

2. No utilizarlos para dañar a la pareja
Evitar utilizar a los hijo/as como munición para dañar a la pareja. Los niños pueden verse obligados a elegir entre uno de los dos progenitores, lo que les puede generar ansiedad, estrés o agresividad, por lo que conviene facilitarles lo más posible la situación.

No se los debe utilizar en el conflicto que uno enfrenta con su pareja ni canalizar a través de los menores las tensiones que la ruptura genera en los adultos.

3. Evitar hablar mal del otro progenitor
Los padres deben evitar llevarse por sentimientos negativos, de comentarios despreciativos hacia su expareja. Eso puede causar mucho daño y malestares a los niños, pudiendo alterar su conducta, alimentación o sueño. No se debe hablar mal al hijo del otro progenitor, porque “es necesario que los hijos tengan la imagen de un padre y una madre que van a estar cuidándolos siempre”, dice Fabio de Jesus.

4. No poner al hijo de “mensajero”
“Jamás ponerles en una situación de triangulación o mensajeros, por ejemplo ‘dile a tu padre que… o dile a tu madre que…’, esto porque los hijos sufren al recibir respuestas, al llevar y traer mensajes de los padres que no quieren comunicarse directamente como adultos”, señala Rubín de Celis.

Explica que, con esto, los hijos sentirán culpabilidad al traicionar a uno de sus padres y al no cumplir con la demanda de uno de ellos.

5. Mantener la rutina y actividades del niño
Ante tantos cambios, es importante mantener la rutina del niño en cuanto a los horarios y las actividades que realizan (escuela, deporte, arte y otros).

6. Tu hijo no es tu aliado
Recordar que el hijo no es la persona en la que apoyarse, sino alguien que necesita apoyo. Los hijos no son la terapia de los padres, ni tan siquiera el bastón en el que se apoyen. Pueden ocasionar un gran conflicto de lealtades, rechazo y enfrentamientos.

7. Buscar tiempo para estar con los niños
Buscar tiempo para estar con los niños y disfrutar con ellos de actividades de ocio, aunque la situación no acompañe. Compartir momentos de calidad con los hijos es algo muy importante pues necesitan atención, apoyo, presencia, afecto y amor.

8. Jamás pelear frente a los hijos
Los expertos coinciden en que el pelear frente a los hijos es un trauma demasiado deplorable, pues son testigos de los insultos, reproches, malos tratos y los hijos pueden llegar a naturalizar esto y repetirlo en su diario vivir.

 

"Jamás ocultar el problema (esto es lo objetivo y constatable), pero de igual manera, jamás hacerlos parte del conflicto (esto es lo subjetivo que ellos no comprenderán), algo sumamente importante es tener el cuidado de no culpabilizar a nadie, una relación es de dos y nunca existe un solo responsable". Jean Carla Saba. Life Couching.

 

DATOS

Incrementan divorcios. En Bolivia, en 2016, habían 41 divorcios por día en el país, según el Servicio de Registro Cívico (Sereci), cifra que fue aumento, pues en 2015 se realizaron 39 y en 2014, 24 divorcios al día.

Principales motivos. La falta de comunicación, de compromiso, las finanzas y la infidelidad son algunos de los motivos del porqué las parejas se divorcian hoy en día, señalan los expertos.

En Portada

  • Relator de la CIDH demanda libertad de expresión, pluralismo y tolerancia
    El respeto al referendo del 21 de febrero de 2016, avances y violaciones en derechos humanos, entre otros, son los temas que abordará el comisionado para Bolivia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Francisco José Eguiguren Praeli, en su visita oficial y académica al país que...
  • Tips para realizar con éxito caminatas de largo recorrido
    En Cochabamba, durante la fiesta de la Virgen de Urkupiña que se lleva a cabo en Quillacollo, una de las actividades que realizan los devotos es la peregrinación hacia el Calvario —lugar donde apareció la Virgen—. Este jueves, desde las cero horas, miles de fieles recorrerán a pie más de 15...
  • Acuerdo con España da paso al Ciadi para administrar caso BBVA
    El artículo 11 del Acuerdo para Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones de Reinos de España y la República de Bolivia abre paso a que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) pueda administrar el laudo arbitral presentado por el Banco Bilbao...
  • Gringo cambia de posición y definirá su renuncia con Evo
    Tras varias horas de incertidumbre ayer, José Alberto Gonzales (MAS) decidió dejar en suspenso su renuncia a la Presidencia del Senado y a su curul, atendiendo el pedido que le hicieron organizaciones sociales y la bancada de su partido, y definió que su futuro será decidido hoy en una reunión...
  • YPFB reconoce que hubo contaminación de amoniaco en 2017
    A dos meses de que surgieran las primeras denuncias de contaminación en comunidades aledañas a la planta de urea, en Bulo Bulo; el vicepresidente nacional de operaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Gonzalo Saavedra, admitió que hubo fuga de amoniaco en el arroyo...