Pasar al contenido principal
AGENCIAS

¿Por qué el helado es adictivo?

El helado llega a ser adictivo por la importancia de su “factor F” o sabor, en el cual influyen varias variables como la apariencia, el aroma, la textura y otros, según expertos internacionales.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Alimentos Lecheros, el estadounidense promedio consume más de 10 kilos de helado por año. Según un estudio reciente, mientras más frecuentemente se toma un helado, más se necesita satisfacer ese antojo.

Steve Young, químico de alimentos y microbiólogo y exdirector técnico de Grand Helader de Dreyer y Edy, señala que lo que ayuda a los fabricantes a producir helados atractivos para los consumidores "es el estudio de su vida". Involucra "mucha química aplicada y física” junto con "grandes dosis de preferencias personales".

El atractivo de los helados es el “factor F” o sabor. La percepción de cualquier sabor se divide en las variables: apariencia o atractivo visual; el aroma; la acidez que influye en el sabor de la fruta; sabor dulce, salado o combinado; textura, gruesa, suave o cremosa; la temperatura lista para el consumo, sin descongelarse y volverse a congelar para no crear cristales que afecten la textura del helado, dijo Young.

La dulzura es el mayor impulsor del “factor F”. Según Gail Civille, fundadora y presidenta de Sensory Spectrum, una firma de consultoría que enseña a las empresas cómo las señales sensoriales impulsan las percepciones de los consumidores sobre los productos. El helado no debe ser "empalagosamente dulce, así puedes comer más", dijo Civille.

Al igual que la dulzura, la cantidad de grasa es importante también. Para incluso llamarse "helado", un producto debe contener al menos 10% de grasa láctea, también llamada grasa de mantequilla. El helado Premium, de mejor calidad, suele contener alrededor de un 18% de grasa láctea, que puede provenir de la leche, la crema o la mantequilla.

Civille también señala otra característica interesante de la comida que juega un papel muy importante en el atractivo de un helado: el control sobre el derretimiento. Las empresas de helados han perfeccionado el concepto de derretimiento mediante la adición de una cantidad mínima de grasa o espesantes y gomas, que pueden imitar los efectos de la grasa si se realiza correctamente, explicó Civille.

Además de los ingredientes de primera calidad, la adicción a los helados puede estar en el cerebro. Young explicó cómo puedes tener toda la fórmula y los detalles del sabor del helado más vendido, y sin embargo, no hay garantía de que otro helado pueda "copiar" y tener el mismo resultado.

En Portada