Pasar al contenido principal
EFE

El macaco no puede reclamar derechos de autor.

Una Corte de Apelaciones de Estados Unidos dictaminó que un macaco no podía reclamar derechos de autor sobre un autorretrato que se había tomado al disparar la cámara de un fotógrafo en una isla de Indonesia.  

El fallo decidido el lunes podría marcar el final de una curiosa disputa legal en torno a la fotografía de la cara del simio con un gesto que parece una amplia sonrisa, que se convirtió en una de las selfies más famosas del mundo.  

El caso planteó un problema legal sin precedentes: PETA, un grupo de defensa de los derechos de los animales, argumentó que la capacidad de un primate para tomar una foto demostró que era un ser de pensamiento complejo y que, por ende, merecía beneficiarse de las normas de propiedad intelectual.  

Todo comenzó en 2011 en la isla de Sulawesi, Indonesia, cuando un macaco negro con cresta agarró la cámara de David Slater y presionó el botón del obturador.  

El fotógrafo británico de vida salvaje había logrado recuperar su cámara y había publicado las imágenes tomadas por el mono, llamado Naruto.

Las excepcionales fotos recorrieron el mundo entero y han sido publicadas por periódicos, revistas, sitios web y programas de televisión.  

La disputa estalló cuando la Fundación Wikimedia, una base de datos libres de derechos, se negó a eliminar la selfie de Naruto de su colección.  

La organización People for the Ethical Treatment of Animals, PETA, irrumpió en el debate alegando ante la justicia que, al haber sido el macaco el que tomó la foto, detentaba los derechos de propiedad intelectual de la pieza, “como sería en el caso de un humano”.

Un juez desestimó los argumentos de PETA en septiembre de 2017, pero David Slater acordó donar el 25% de los ingresos futuros de las selfies de Naruto a las organizaciones que protegen el hábitat de los macacos negros de cresta en Indonesia.  

Ahora, la Corte de Apelaciones de California asestó un segundo golpe a la asociación de derechos de los animales, diciendo que la violación de los derechos de autor sólo puede ser denunciada por humanos.  

“PETA parece utilizar a Naruto sin su consentimiento, como un peón para lograr sus objetivos ideológicos”, escribieron en su decisión unánime los tres magistrados de la corte. 

En Portada

  • Aurora resurge en el Apertura
    El cuadro de Aurora retomó la senda de la victoria en el certamen Apertura 2020 luego de imponerse anoche 2-0 a Guabirá en el estadio Félix, en cotejo correspondiente a la novena jornada del campeonato en curso. Desde la tercera fecha, cuando superó 2-1 a Wilstermann en el clásico valluno, el...
  • Develan 12 contratos sin licitación con dos bufetes por Bs 54 millones
    Se levantó el secreto de Estado. El procurador general, José María Cabrera, y el senador Óscar Ortiz abrieron la “cámara secreta” en la que  se encontraban los  archivos de 12 contratos otorgados sin licitación a dos firmas de abogados internacionales. El Estado pagó cerca de 54 millones de...
  • Bolivianos relatan cómo viven la alerta en Italia por el coronavirus
    Los bolivianos en Italia están pasando momentos difíciles debido a la propagación del coronavirus (Covid-19). Se estima que al menos 10.000 bolivianos residen en este país, la mayoría de ellos viven en las provincias del norte, que son justamente las más afectadas por el brote del virus. Cuatro...
  • Covid-19: sospechoso da negativo en primera prueba
    El ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó ayer que el caso sospechoso de coronavirus detectado en la ciudad de La Paz dio negativo en la primera prueba de laboratorio que se practicó. “Se realiza las medidas de bioseguridad y las pruebas de laboratorio respectivas, el día de ayer hemos tenido...
  • Gilbert Álvarez se perderá el debut en la Libertadores
    El delantero Gilbert Álvarez se convierte en la primera baja confirmada de Wilstermann para el debut en la Copa Libertadores, el próximo miércoles 4 de marzo, ante Colo Colo. Álvarez no finalizó el partido frente a San José. Salió lesionado en el minuto 41’ST, tras una falta de Luis Anibal...