Pasar al contenido principal
Redacción Central

La balsa Viracocha III está lista para su travesía de Arica a Sidney

Una nave de 18 metros de largo y 4 metros de ancho ensamblada con totora del lago Titicaca por artesanos bolivianos, que llevará a bordo 12 tripulantes, navegará desde Arica, Chile, hasta Sydney, Australia, alcanzando un recorrido de 12 mil kilómetros en seis meses, según el portal del Ministerio de Culturas y Turismo.

La expedición Viracocha III, que será capitaneada por el biólogo estadounidense Phill Buck, realizará el recorrido con el objetivo de probar la teoría de que los polinésicos pudieron viajar miles de kilómetros poblando distintas islas del océano Pacífico gracias a este tipo de transporte marino. 

Además, se pretende reforzar la teoría de que los antiguos marineros atravesaron los océanos utilizando los vientos y corrientes oceánicas en embarcaciones de totora. Se tiene la intención de probar la teoría de que las poblaciones sudamericanas navegaron en el mar antes del arribo de los españoles en 1492 y que llegaron a la Polinesia, en Oceanía.

La primera parada en esta travesía de 18.500 kilómetros será la isla Mangareva, en la Polinesia Francesa, trayecto que tomará cerca de 75 días. De ahí se trasladará hasta Tahití, pasará por islas Cook, isla Norfolk, para finalmente culminar en Sidney, en un viaje diseñado para durar 5 a 6 meses.

La familia Catari y Limachi que viven en la localidad de Huatajata de la provincia Omasuyos, heredaron el conocimiento de la construcción de embarcaciones de totora. En base a la experiencia de dichas familias, los artesanos bolivianos ensamblaron en la ciudad de La Paz la balsa de la Expedición "Viracocha III" que partiría en los próximos días. "La embarcación se botará al mar entre el 7 y 8 de abril, dependiendo de la marea", manifestó Marcelo Concha, integrante boliviano en la expedición internacional.

El tripulante boliviano que participará en la expedición explicó que por el peso de la embarcación que sobrepasa las 40 toneladas, se utilizarán rieles para adentrarlo a las aguas, debido al alto costo que demanda la compra de madera en la costa.

La localidad de Huatajata de la provincia Omasuyos, situado a orillas del lago Titicaca, es el lugar donde las familias Limachi y Catari, se hicieron famosos por la construcción de balsas de totora en las anteriores expediciones que marcaron historia. Concha aseguró que en la construcción de la embarcación no se utilizó plástico ni metal, en respeto al medio ambiente y para evitar la contaminación de las aguas.

En la última expedición se busca también promover y preservar la cultura andina y sudamericana, como los instrumentos musicales de Bolivia que serán incluidos con la finalidad de crear melodías musicales durante el recorrido.

"Queremos concientizar sobre el suma qamaña (vivir bien), que tiene como base el vivir en armonía con el medio ambiente", manifestó.

De los 12 tripulantes que emprenderán la expedición, el boliviano Marcelo Concha formará parte de la misión que estará integrada por ciudadanos de Estados Unidos, Dinamarca, Inglaterra, Chile y Colombia.

El Viracocha III, la balsa de totora una vez concluida fue despedido de Bolivia con un ritual andino de k'hoa (sahumerio aymara) e incienso en diciembre de 2016, donde participó el presidente Evo Morales.

SIGNIFICACIÓN CIENTÍFICA

Pese a que los antropólogos descartan las posibilidades de contacto desde América del Sur con la Polinesia porque los barcos disponibles para los nativos no eran capaces de realizar largos viajes en el océano abierto, se descubrió que las embarcaciones de totora aprovisionados adecuadamente pueden realizar largos viajes.

La última expedición busca también superar las metas alcanzadas por sus antecesoras, el "Viracocha I y II". El primero surco el mar desde Arica (Chile) hasta la Isla de Pascua en 44 días en el año 2000. En cambio la segunda expedición en su intento de navegar 10 mil millas, la balsa fue severamente dañada durante el zarpe y no se pudo probar su potencial máximo. Amabas expediciones, fueron capitaneadas por Buck.

DETALLES DE LA EMBARCACIÓN

La embarcación cuenta con tres velas triangulares de tela de algodón y están sostenidas por tres mástiles curvos que permitirán una maniobra fácil. Las velas que están cosidas a mano y pintadas con motivos de las culturas indígenas Tiwanaku, Moche y Diaguita.

La embarcación cuenta con un timón céntrico inspirado en diseños y dibujos de la cultura Moche en pirámides de Tucumé. Las estructuras que protegerán la balsa de agua y la lluvia ayudarán a reducir el peso, dando más rapidez y ligereza a la embarcación.

Se habilitará una cámara sumergible para reparaciones bajo el agua y para la filmación. Se utilizará un ancla de piedra.

En Portada