Pasar al contenido principal
TV
EFE

Nervios y emoción marcan estreno de la última temporada de "Game of Thrones"

NUEVA YORK |

La fiebre de "Game of Thrones" llegó hoy a Nueva York, donde unos emocionados protagonistas de la serie de culto se pasearon por la alfombra roja entre los gritos de sus seguidores, a poco más de una semana de que se estrene la octava y última temporada.

El legendario Radio City Music Hall fue el lugar elegido para el gran evento que da el pistoletazo de salida a esta entrega, que cierra diez años de producción de HBO en los que el equipo y los actores se han recorrido medio mundo: Croacia, Malta, España, Reino Unido, Islandia y Marruecos, entre otros.

Una de las principales protagonistas, Emilia Clarke, que encarna a Daenerys, despertó pasiones entre los seguidores de la serie que se agolpaban en los alrededores de la alfombra roja, donde también fue el centro de las miradas George R. R. Martin, el autor de las novelas en la que se basa el programa.

Una de las parejas que mayor expectación despertó en la premier de "Game of Thrones" o "Juego de Tronos" fue la formada por Kit Harington (Jon Snow), y Rose Leslie (Ygritte), que se conocieron en la serie y se casaron en junio de 2018 tras seis años de relación.

Las hermanas Sansa Stark (interpretada por Sophie Turner) y Arya Stark (encarnada por Maisie Williams) también posaron juntas en la alfombra roja, ambas ataviadas con elegantes vestidos negros decorados con cristales, y se mostraron igual de unidas que los últimos años.

"Es muy duro, es triste pero emocionante, emocionante vernos a todos unidos por ultima vez", confesó Turner en una entrevista con HBO Latino, que acudió al evento de la mano de su actual pareja, el cantante Joe Jonas.

Isaac Hempstead Wright, el joven actor de 19 años que interpreta a Bran Stark, fue uno de los primeros en llegar al evento, así como Jerome Flynn, que encarna a Bronn, y Kristian Nairn, el popular gigante Hodor, que mide más de 210 centímetros.

"Siento que estoy graduándome de la universidad. Es muy emocionante para todos este momento", dijo Nairn, que describió su personaje como "alguien que trata de ser él mismo, buena persona, y es algo que no es fácil de hacer estos días".

Wright, por su parte, se confesó "abrumado" con su última alfombra roja de "Game of Thrones": "es el fin de 10 años de mi vida", mientras que Peter Dinklage, que interpreta a otro de los personajes más populares de la serie, Tyrion Lannister, y que en mayor numero de escenas participa, apenas quiso hacer declaraciones a los periodistas.

Los actores Pedro Pascal (Oberyn), Indira Varma (Ellaria), Gwendoline Christie (Brienne de Tarth), Nikolaj Coster Waldau (Jaime Lannister), Sean Bean (Ned Stark), Natalie Dormer (Margaery Tyrell) y Liam Cunningham (Davos), entre otros, también acudieron al gran evento.

La que no pudo asistir fue la intérprete británica Lena Headey, que anunció una hora antes del arranque sentirse "decepcionada" y "desconsolada" de no poder asistir a la última premier de la serie por encontrarse enferma.

Muy cerca de la alfombra roja, en el Rockefeller Center, "Game of Thrones" desplegó la noche de hoy un enorme trono de más de 10 metros de altura y 9 toneladas de peso que tuvo que ser protegida por personal de seguridad parta impedir que los fanáticos de la serie se subieran a él.

HBO marca así el colofón de unas de sus series de mayor éxito, que llega a su fin con una temporada de 6 capítulos en lugar de los 10 que se habían filmado en las 6 primeras temporadas, aunque son de mayor duración, siendo de 82 minutos el más largo.

Los seguidores van a tener productos de sobra con los que alimentar su fanatismo mientras repasan el complicado argumento del programa antes de la emisión del primer capítulo de la octava temporada el próximo 14 de abril (madrugada del 15 de abril en España), ya que varias compañías se han subido al tren de "Game of Thrones".

Desde galletas Oreo con los escudos de los distintos clanes, con las que además se ha conseguido recrear la secuencia de créditos inicial de la serie, hasta huevos de pascua que simulan los embriones de los populares dragones de Daenerys, o botellas de vino y güisqui de la marca "Game of Thrones" con un coste de hasta 1.000 dólares.

Según varias páginas web especializadas, la primera temporada de "Game of Thrones", que se emitió en 2011, registraba una media de 2,5 millones de espectadores sólo en EE.UU., una cifra que en la pasada temporada, la séptima, se había multiplicado por cuatro para alcanzar los 10,2 millones.

En Portada