Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Recomendaciones para evitar intoxicaciones por pescado o mariscos durante Semana Santa

Dolores abdominales, náuseas, vómitos, jaquecas y fiebre son algunos de los síntomas que pueden presentar las personas al sufrir una intoxicación por el consumo de pescados y mariscos, sobre todo en Semana Santa, debido a su alta demanda.

Expertos recomienda que ningún alimento proveniente del mar sea ingerido crudo, de este modo se minimiza la posibilidad de sufrir alguna infección.

El tiempo de cocción de estos alimentos no puede ser inferior a los 5 minutos, debido a que las bacterias podrían permanecer vivas y producir enfermedades.

Diferentes portales especializados en temas de salud recomiendan lo siguiente:

No consumir mariscos crudos: Los mariscos deben tener por lo menos 5 minutos de cocción, ya que en un tiempo inferior hay más probabilidades de contraer una intoxicación.

Hervir a lo menos por 5 minutos todos los productos extraídos del mar: Es el tiempo ideal para consumir productos del mar. Si se cuecen sobre los 5 minutos no tendría por qué manifestarse una intoxicación.

Cuidar que los mariscos y pescados sean comprados en lugares autorizados: Hay que tener extremo cuidado con los lugares en donde se compran los pescados y mariscos, deben ser comercios autorizados y regulados con registro sanitario.

Mantener siempre los alimentos refrigerados a baja temperatura: La mantención de la cadena de frío es crucial, ya que su quiebre favorece la proliferación de algunos microorganismos, que por ellos mismos o las toxinas que producen, son en definitiva los que nos enferman y nos provocan una intoxicación.

Lavar con agua y detergente los utensilios: Antes de comenzar a cocinar los pescados y mariscos crudos, se aconseja lavar todos los utensilios antes de usarlos.

Al no consumir toda la porción, refrigerar el resto: Si no se consumen todas las porciones, es necesario enfriar y refrigerar el restante.

Lavarse bien las manos: Si manipulan alimentos, lavarse bien las manos y usar guantes para protegerse y evitar síntomas de una intoxicación.

Consumir alimentos certificados: Se debe consumir solo alimentos que sean de procedencia conocida y certificada por un registro sanitario.

En Portada