Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Lo que debes hacer si se te atasca una espina de pescado en la garganta

Comer pescado puede ser algo complicado y de mucho cuidado, sobre todo para los niños, debido a las pequeñas espinas que son tan fáciles de tragar y clavarse en la garganta. En Semana Santa es uno de los alimentos más requeridos y consumidos. 

Además del dolor e incomodidad que puede causar una espina en la garganta, los tejidos alrededor de ella se pueden inflamar, lo que dificulta la búsqueda del hueso y puede provocar asfixia en un caso extremo.

Expertos recomienda que para sacar la espina lo primero que se debe hacer es evitar dar palmadas en la espalda o en la garganta a quien se haya tragado una.

Tampoco es recomendable aplicar compresiones abdominales, ya que se podría lastimar más la mucosa.

No es recomendable empujar la espina con comida dura. Se podría clavar más en los tejidos o quebrarse, lo cual haría más difícil su extracción.

¿Cuándo ir al médico?

Es recomendable acudir a un médico cuando la persona afectada no puede soportar el dolor, siente asfixia o está sangrando. También Cuando la espina lleva varias horas atorada sin moverse del lugar.

Si se trata de un niño afectado y se dificulta la situación es recomendable acudir al especialista de inmediato.

¿Cómo actuar?

Se debe actuar con calma y sin pánico. La espina es demasiado pequeña para cortar la respiración.

Expertos recomienda que la persona debe toser con mucho cuidado ya que si la espina no está muy profunda podría salir de esta manera. Pero si el dolor se intensifica el afectado debe dejar de toser.

Si la espina está en una zona visible y se cuenta con unas pinzas largas, se la puede retirar con ayuda de otra persona.

Es ideal el consumo de agua. El estómago digerirá la espina rápidamente sin lastimarlo.

Un plátano, un malvavisco, pan con mantequilla, arroz cocido, puré de papas son alimentos que también podrían ayudar. Lo importante es que la comida esté bien humedecida con saliva, agua o aceite.

Tras la extracción

Tras la extracción es posible que permanezca en el mismo lugar la sensación de que la espina sigue ahí. Se trata de un efecto temporal.

Para eliminar esa sensación, la persona debe tomar una ducha tibia. Esto ayudará a suavizar la garganta y a relajar los músculos.

Se debe comer algo suave como avena y hacer gárgaras con cualquier antiséptico para que la herida provocada por la espina no se inflame.

¡Recuerda mascar con cuidado cada uno de los alimentos!

 

Con información de www.elsalvador.com

 

En Portada