Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Polémica por fotos y videos tomadas en Chernóbil

Selfies frente a autos destrozados, sonrisas junto a instalaciones quemadas, signos de victoria a espaldas del enclave donde se produjo el peor accidente nuclear de la historia son algunas de las acciones que realizan turistas y youtubers que visitan Chernóbil, lo cual causa polémica e indigna a sus seguidores en las redes sociales.

Esto ocurre tras la exitosa miniserie de HBO, “Chernobyl”, que narra y recrea los catastróficos sucesos que ocurrieron la madrugada del 26 de abril de 1986. Varios jóvenes con miles de seguidores compartieron imágenes en sus cuentas de Instagram desde la ciudad en la actual Ucrania, y uno de ellos fue el mexicano Luisito Comunica.

Ahora que su canal se convirtió en un blog de viajes, no se resistió a ponerse un traje blanco para protegerse de la radiación y embarcarse en “una aventura más”, como le gusta llamarlas.

“Chernobyl es tóxico, pero no tan tóxico como tu ex”, fue su comentario a forma de broma con el que empezaron los ataques en su contra; horas después, lo borró, pero las fotos permanecieron.

Y es que la serie de imágenes desde el lugar no fueron tomadas con gracia por sus millones de seguidores, pese a que le han sido fieles durante varios años al grado de convertirlo en el más seguido de México.

“Más respeto, no es la playa”, “Pensé que serías un poco más serio”, “No hagas que tomen ese lugar como una burla, merece respeto”, le escribieron muchos seguidores molestos.

A través de su Instagram Stories y de sus redes sociales, compartió un poco de los lugares que visitó, como un fantasmagórico parque de diversiones en la ciudad de Prípiat, abandonado desde la tragedia hace 30 años.

Explicó que llevaba consigo un aparato para medir la radiación de los lugares que pisaba, a fin de no correr tanto peligro.

Por si fuera poco, el mexicano describió su paseo como algo divertido, pese a que en ese lugar murieron miles de personas. “Han sido divertidos días por Chernóbil. Quién lo diría, está divertido. Es una ciudad, es muy grande, es enorme, de hecho son varias ciudades, la zona de exclusión son 2.600 kilómetros cuadrados”, dijo en un video.

Después, en su Instagram stories, tuvo que aclarar: “Con ‘divertidos’ me refiero a que aquí se pueden hacer muchas cosas. Es una ciudad que te permite reflexionar y aprender muchísimo sobre historia. De verdad. Fuera de ser ‘tenebroso’, es un lugar lleno de todo”.

En Portada