Pasar al contenido principal
Brújula Digital

Ribera denuncia despido de enfermeras por negativa a firmar informe; Penitenciaría lo atribuye a rotación

Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Añez, denunció este miércoles que un médico y dos enfermeras fueron retirados del penal de Miraflores por negarse a suscribir informes sobre el estado de salud de la exmandataria. El jefe de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, admitió que hubo rotación de enfermeras y rechazó que haya presión para la emisión de reportes.

Cuando la exmandataria ya cumplió más de siete meses de detención preventiva por dos procesos abiertos por el caso denominado “golpe de Estado”, Ribera denunció a Brújula Digital que la semana pasada fue despedido del penal de Miraflores el personal médico que atendió a su madre.

Precisó que una de las enfermeras denunció que su alejamiento se debió a que no quiso firmar el reporte médico con el que estaba de acuerdo Régimen Penitenciario. Agregó que la salubrista advirtió que ya había suscrito un informe anterior, con el que no estaba de acuerdo.

Tomando en cuenta esa situación, Ribera expresó su sospecha de que el anterior informe firmado por la enfermera fue enviado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instancia que debe emitir un fallo respecto a la medida cautelar solicitada por la expresidenta. Indicó que esa puede ser una de las razones por las que la CIDH tarda en emitir una resolución.

Al respecto, Limpias informó a Brújula Digital que el médico del penal de Miraflores no fue removido, pero admitió que hubo rotación de enfermeras, cambio que es de rutina, según aseguró. Sin embargo, rechazó que este personal haya sido presionado para suscribir determinados informes médicos sobre el estado de salud de Añez.

Limpias indicó que todo el historial médico está plenamente respaldado, con reportes que incluso incluyen la negativa, por parte de la exmandataria, a recibir algunos medicamentos e incluso la alimentación que recibe cada día. Aseguró que los informes que fueron enviados a la CIDH cuentan con toda esa información, debidamente sustentada.

Ribera advirtió que Régimen Penitenciario “miente” ante todas las denuncias e irregularidades que hace la defensa de la expresidenta. Por su lado, Limpias señaló que la familia de Añez exagera con sus denuncias y aún no asume que la exautoridad está sometida a un régimen penitenciario.

Desmayos

Por otra parte, Ribera denunció que su madre sufrió dos desmayos, en los últimos días, a raíz del estado débil en el que se encuentra y a que es obligada a asistir a audiencias fuera del cuarto en el que se encuentra recluida.

“En estas dos semanas sufrió desmayos, pero ella, frecuentemente en su situación de salud, se desvanece, tienen que ayudarla a caminar porque, caso contrario, se quiere desmayar. En toda su estadía ha estado así. Para la última audiencia que fue el jueves, la obligaron a bajar para que lo presencia en (el sector de) la requisa y, bueno, cuando ella, al subir, se quiso desmayar”, denunció Ribera.

Acotó que desde que se encuentra privada de libertad, desde mediados de marzo de este año, la exmandataria sufrió cerca de una decena de desmayos, precisamente por su estado de salud deteriorado. En agosto se confirmó que Añez padece de hipertensión arterial y depresión.

La denuncia de Ribera fue rechazada por Limpias, quien aseguró que en los reportes médicos que tiene, no se encuentran registrados los dos desmayos señalados por la hija de la expresidenta. “No ha habido ningún tema de desmayo, ella ha asistido a sus audiencias como corresponde. En los informes que me remiten, respecto al estado de salud de Añez, ninguno de ellos manifiesta ningún tipo de desmayo. No sé qué sacan hablando una serie de cosas sin pruebas. Es una pena escuchar esas declaraciones irresponsables”, sostuvo.

En Portada