Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Gobernador cruceño pide no responder a violencia del MAS

Una manifestación de afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) ingresó ayer a la gobernación de Santa Cruz a izar la wiphala y el patujú. Esa actitud fue calificada por funcionarios de esa institución departamental como un “asalto criminal de vándalos”.

La manifestación llegó a la plaza 24 de Septiembre con el fin de exigir respeto al símbolo de la wiphala, después del incidente ocurrido durante los actos protocolares el día de su efeméride departamental. Los marchistas llegaron al centro de la capital e izaron en la puerta principal de la gobernación la wiphala y el patujú, según un reporte de ANF.

La movilización habría sido convocada por el concejal José Quiroz y la senadora Soledad Flores. Asistieron a la concentración organizaciones sociales como gremiales, transportistas y otras simpatizantes del MAS. La marcha partió desde el Parque Urbano de la urbe cruceña.

Luis Fernando Camacho, gobernador de ese departamento, restó importancia a esos hechos y calificó de “vándalos” a los movilizados.

“Lo que yo he visto el día de hoy ha sido simplemente unos cuantos vándalos pagados —tenemos las imágenes—, claramente, buscando confrontación. Creo que nosotros no debemos seguirle la idea al Gobierno, que busca llevar adelante este tipo de escenarios para desviar la atención en lo importante”, declaró Camacho. La autoridad añadió que lo verdaderamente importante en este momento “es darle seguridad a la gente y buscar la reactivación” de la economía.

Funcionarios temen por su seguridad

Un funcionario de la Gobernación reprochó a los movilizados porque considera que corrió peligro la seguridad de los mismos funcionarios públicos y de las personas que en ese momento se encontraban haciendo trámites.

Aseguró de que cuentan con pruebas de que esa gente afín al MAS se movilizó con dinero y lo dará a conocer en su momento. En esa línea, en las redes sociales circularon videos en los que se puede ver a personas distribuir fichas en medio de las manifestaciones. Advirtió de que no se prestarán a ese tipo de juegos políticos, pero no dejarán agredir a la institución.

Tras los incidentes ocurridos el 24 de septiembre, cuando presuntamente hubo un agravio a la wiphala en la celebración de la efeméride cruceña, el Gobierno y sus sectores afines han amenazado con más de un proceso contra el Gobernador de ese departamento y los dirigentes cívicos.

 

Suman juicios en contra de Camacho y cívicos

El viceministro de Descolonización y Despatriarcalización, Pelagio Condori, presentó ayer una denuncia penal en contra del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho; del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y otros actores políticos ante la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, por los hechos de racismo, discriminación y ultraje de la wiphala suscitados el pasado 24 de septiembre en ese departamento.

Álvaro Chuquimia, ejecutivo de juventudes de las 20 provincias del departamento de La Paz, convocó este martes a una movilización para el próximo viernes 1 de octubre, en defensa de la wiphala, tras el agravio cometido en contra de este símbolo patrio, por parte de Camacho y sus seguidores el 24 de septiembre en Santa Cruz.

La Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (Cscib), a través de la dirigencia, informó este martes que el sector se declara en emergencia y conminaron a Iván Lima, ministro de Justicia, a procesar a quienes ultrajaron y faltaron a la wiphala.

 

En Portada