Pasar al contenido principal
ANF

Analistas: Evo y radicales del MAS están apostando tener a Arce Catacora como títere

Tras la victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones generales, la modificación de los reglamentos de Diputados y Senadores para anular los dos tercios y el retorno de Evo Morales a Bolivia, el analista William Bascopé aseguró que el exmandatario junto a los radicales del partido azul buscará retomar el poder y tener al presidente electo, Luis Arce Catacora como marioneta.

"Evo con su ala radical quieren volver de nuevo a retomar el poder y seguro están apostando a tener a Arce como una marioneta, será una pugna de poder y eso debe darse cuenta el país", afirmó Bascopé en entrevista con ANF.

Explicó que los cocaleros Andrónico Rodríguez y Leonardo Loza, ahora senadores por Cochabamba, que según su criterio pertenecen al ala radical del MAS, junto al exvicepresidente Álvaro García Linera, los exministros Juan Ramón Quintana, Carlos Romero, Héctor Arce Zaconeta y Evo Morales, entre otras exautoridades, pelearán para que Evo Morales retome las riendas del MAS y el poder. 

Dijo que el enfrentamiento se dará con el otro extremo de ese partico, que serían los progresistas, como los aún legisladores Sergio Choque, Eva Copa, Sergio Choque, Efraín Chambi y Omar Aguilar

"Ahora con cocaleros en el poder, con Andrónico como presidente del Senado y (Leonardo) Loza, van a pelear para que Evo Morales retome las riendas del MAS y después el poder. Estoy seguro que el otro sector más progresista y que siempre fue orgánico y a quienes se les robó proceso de cambio, van a ser sectores que van a resistir al evismo y van a pedir que no regrese el ala radical, como los exministros y la rosca palaciega", agregó.

Argumentó que en el interior del MAS se generará una tensión por la toma del poder entre evistas y progresistas orgánicos.

Vaticina que la tensión entre ambos bandos aumentará con el retorno de Morales a Bolivia, que está previsto para el 11 de noviembre. Ya que el regreso del exmandatario también significará la vuelta de la "rosca palaciega" encabezada por García Linera y otras exautoridades que robaron el "proceso de cambio" a los progresistas.

"De la mano de Morales van a retornar toda esa rosca palaciega que le ha hecho daño al MAS y que fue el que secuestro todo lo que se luchó en la Constituyente. El retorno de Morales, reitero y rectifico va ser el retorno del ala más fascista y neoliberal que tuvo el MAS porque Evo Morales no va volver solo, va volver de la mano de Linera y todos esos sujetos que de indígena no tienen nada", afirmó.

Manifestó que los progresistas, que en su mayoría pertenecen a el Alto y las 20 provincias de La Paz, deben renovar sus filas y contener los "deseos promiscuos de Evo Morales, que con su ala radical del Chapare quieren volver de nuevo a retomar".

Declaró que las intenciones de los radicales no se tratan de una simple lucha por bancadas, curules o ministerios. Sino del futuro de Bolivia. Exhortó 55 % de la población que votó por el MAS en las elecciones no permitirá equivocaciones del partido azul.

"El 55% (que ha votado por el partido azul) representa una confianza de una gran mayoría de los bolivianos hacia el MAS, y ese porcentaje tiene un gran mensaje, primero que la gente no va tolerar absolutamente equivocaciones, le están dando una oportunidad al MAS. Ha vuelto el MAS, pero no lo quieren a Evo porque querían renovación", señaló.

Sobre la modificación de los dos tercios, el constitucionalista señaló que es "abusivo y arbitrario" que viene de ala radical del masismo.

"A mí nadie me quita que esto es una planificación de la rosca palaciega de García Linera y que Evo Morales está acudiendo a ellos, es esa receta Castro-Chavista que están utilizando ahora, que es una forma autoritaria. No es nada saludable que no haya debate en el parlamento y que se aprueben, condecoraciones, se decida el tiempo y la materia de una ley, ascensos, designación de embajadores no pase por los 2/3 y ponen a su favor la cancha política de manera muy egoísta, y antidemocrática", criticó.

Por su parte, el politólogo Carlos Cordero, añadió que se cayó la ilusión del que el partido azul hubiese cerrado el ciclo de autoritarismo.

"Había la expectativa, la ilusión de que se hubiese cerrado el ciclo de autoritarismo. Arce dijo que iba ser un gobierno sin revancha, pero poco a poco se ha ido cayendo sus argumentos. Por ejemplo, la modificación del reglamento excluye a los representantes del 45% de la población, que eligió a otro frente, pues prácticamente hay una exclusión, no van a tener posibilidad de diálogo, proponer o debatir", remarcó a ANF.

Sobre las reapariciones de las exautoridades, tras la victoria del MAS, Cordero lamentó que comiencen a desprestigiar, amenazar y hacer uso de las "viejas prácticas" del MAS.

"Han comenzado a desprestigiar, amenazar (...), descalifican, confrontan, amenazan parecen que han vuelto a las viejas prácticas y genera mucha preocupación y desazón en la ciudadanía (...). Hemos vuelto al viejo Estado autoritario de Evo Morales", afirmó.

En Portada