Pasar al contenido principal
Lorena Amurrio Montes

Cinco acciones de grupos del MAS contradicen discurso conciliador

El cambio del reglamento de ambas cámaras del Legislativo, la circulación de listas de odio, la anulación de procesos contra exautoridades masistas, la presentación de juicios contra exautoridades transitorias y la imposición de leyes son algunas de las acciones que el Movimiento Al Socialismo (MAS) impulsó los últimos días de manera contraria al discurso “conciliador” que difunden el presidente electo Luis Arce, aseguran políticos y analistas. 

Desde antes de ser elegido, Arce aseguró que trabajaría en el marco de la reconciliación de los bolivianos y que buscará un Gobierno de unidad, pero comenzaron a suceder una serie de hechos que contradicen este discurso. 

Sin embargo, las Cámaras de Diputados y Senadores, que tienen dominio del MAS, anularon la exigencia de aprobar con dos tercios en el reglamento de debates y ahora este procedimiento es por simple mayoría. 

Las tareas más importantes que entran en esta lista de cambios son: la aprobación de embajadores, ascensos a generales y saltarse el reglamento, entre otras. Según el analista Carlos Borth, esta determinación de los legisladores salientes responde a una necesidad coyuntural que tener el poder total. 

“Se basa en un racionamiento estrictamente y pobremente coyuntural. Adecúan los reglamentos de ambas cámaras para sus fuerzas. Esta medida es impugnable, porque tiene un sentido antidemocrático y desconoce la voluntad de los electores que sólo le dieron mayoría y no dos tercios y ellos debieron respetar esto”, explicó.

Por su parte, la analista Ximena Costa observa dos dimensiones. La jurídica, en la que considera que estas acciones son irregulares, pues el parlamento ya terminó su gestión en enero de 2020 y no existe una prórroga legal contemplada en la norma boliviana. 

“Dado este escenario de prorroguismo y con una ley cuestionable por la propia Constitución, no deberían estar tomando este tipo de decisiones. Es absolutamente antidemocrático que, al salir, cambien las reglas de juego”, dijo Costa. 

Asimismo, se cuestiona el resto de acciones del MAS y las intenciones detrás de todas ellas. El analista Borth señaló que el pacto político y social es la mejor vía para lograr la gobernabilidad. 

Para el diputado opositor Gonzalo Barrientos, éstas son claras muestras de que el MAS sigue siendo el partido autoritario de siempre y que el discurso de paz es sólo para mostrarse conciliadores.

Añadió que otro elemento contradictorio es que el MAS habla de paz, pero ya inició una serie de juicios contra las autoridades salientes. “Los azules (MAS) ya están iniciando su cacería de brujas con los que piensan diferente con ayuda de la justicia”, dijo.

La canciller Karen Longaric denunció ante la ONU, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos las acciones “arbitrarias” e “ilegales” que asumió la bancada del MAS, que anuló los dos tercios en las cámaras legislativas.

Aumentan bloqueos e instalan punto de huelga

“Vamos a estar aquí hasta el final”, dijo un vecino de la avenida Belzu, en Cochabamba, donde se instaló un punto de bloqueo la noche del miércoles 28 de octubre. Asimismo, se registraron más puntos en la zona norte de la ciudad, principalmente. 

Los vecinos aseguran que se van a sumar más y seguirán hasta que se respeten los dos tercios de la Asamblea. 

Situación similar ocurre en Santa Cruz, donde se llevan a cabo cabildos y vigilias. Mientras, en La Paz, activistas y autoridades electas instalan huelgas en proximidades al parlamento para pedir respeto a los dos tercios. 

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, informó que representantes del ente cívico realizarán una huelga en puertas de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) pidiendo respeto a los dos tercios y que se haga una auditoría a las elecciones.

En Portada