Pasar al contenido principal
EFE

Alberto Fernández quiere acompañar a Evo Morales en su retorno a Bolivia

El presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró este miércoles que desea acompañar a Evo Morales en su retorno a Bolivia, un viaje que podría producirse con motivo de la asunción presidencial de su partidario Luis Arce, quien por el momento es el virtual ganador de los comicios del pasado domingo. 

Por ahora, un lento recuento de votos mantiene en espera al Movimiento al Socialismo (MAS), formación política de Morales y de Arce, para celebrar el triunfo electoral del pasado domingo, el cual tanto sus rivales políticos como la comunidad internacional ya han reconocido. 

En una entrevista con la radio El Destape, Fernández aseguró que "le encantaría" viajar con Morales a Bolivia, país que abandonó en noviembre de 2019 tras dejar la Presidencia denunciando un golpe de Estado en su contra. 

Morales, que reside en Buenos Aires junto a sus hijos desde finales del año pasado, ya manifestó este lunes que "tarde o temprano" volverá a Bolivia, aunque no precisó una fecha exacta de regreso. 

"No debe haber algo más grato para alguien que sufrió exilio que abrirle la puerta de su casa y decirle 'estás en tu casa'. Ese sería mi mayor deseo, acompañar a Evo a que vuelva a su patria, de la que nunca debieron haberlo sacado", aseveró Alberto Fernández, agregando que todavía no puede confirmar si estará o no en la asunción de Luis Arce "porque no está muy clara la fecha". 

El presidente argentino mantuvo este lunes una cena con Morales en la residencia presidencial de Olivos "para festejar" el resultado electoral, una "charla de amigos" en la que ambos recordaron cómo fue el periplo de Morales desde que abandonó Bolivia hasta que llegó finalmente a Argentina. 

"Todo eso ahora lo decimos con una sonrisa y recordándolo como un hecho tragicómico, pero en ese momento fue muy duro. La verdad es que los dos estamos muy contentos porque, poco a poco, se vuelve a la normalidad", afirmó Fernández. 

Una victoria que devuelve la "democracia" a Bolivia 

Sobre los resultados electorales del domingo, que dan ganador por un amplio margen a Luis Arce, Fernández celebró que "rápidamente la democracia haya vuelto a Bolivia", puesto que en América Latina, agregó, la democracia es "un instrumento muy importante para transformar las injusticias del continente". 

"Lo que más deseo es que Bolivia recupere la plena vigencia de sus instituciones, que lo haga pasando este año como una etapa negra, olvidando y tratando de avanzar hacia el futuro. Tiene Bolivia las reservas más importantes de litio del mundo, su gas, tiene que seguir soportando, como nosotros, los efectos de esta pandemia... Pero yo estoy seguro que Lucho (Luis Arce) lo va a hacer muy bien", destacó. 

Asimismo, Fernández hizo hincapié en la excepcionalidad que rodeaba estas elecciones bolivianas, un contexto en que no solamente "sacaron del poder" a Morales y sus aliados hace casi un año, sino que también "los persiguieron y los obligaron a exiliarse", así como a otros ciudadanos bolivianos. 

Sin embargo, Morales "tuvo la inteligencia", en opinión del presidente argentino, de escoger a un candidato como Luis Arce, quien fue ministro de Economía durante más de diez años y que, además, es una persona "de una gran calidad técnica y humana". 



"Evo dio un paso al costado, propuso el nombre de Lucho Arce, hizo una campaña extraordinaria y acá están los resultados. Debemos celebrar que en América Latina se recupere la democracia y la plena vigencia de los derechos humanos en un lugar como Bolivia, y podemos pensar en trabajar juntos mucho mejor", aseveró Alberto Fernández. 

Recuperar e impulsar la Unasur 

Durante su entrevista radial, Fernández también expresó su intención de recuperar la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo de integración regional que en 2008 contaba con la presencia de doce Estados latinoamericanos y que actualmente tan sólo está compuesto por Bolivia, Venezuela, Surinam y Guyana. 

Según Alberto Fernández, esto se debe a que comenzaron a "perderse Gobiernos populares y llegar Gobiernos más conservadores en todos lados", algo que desembocó en la creación, en 2017, del Grupo de Lima, cuyo sentido es "absolutamente ideológico", al contrario que la Unasur. 

"Desde que nosotros llegamos, Argentina nunca participó del Grupo de Lima. (el anterior presidente Mauricio) Macri puso a Argentina como eje central del Grupo de Lima. Nosotros acordamos con México tomar distancia y nunca participamos del grupo", aclaró. 

Por este motivo, el presidente argentino desea "trabajar para reconstruir" la Unasur, en aras de recuperar la "unidad" del continente, "respetando la identidad de cada sociedad y cada pueblo", para que América Latina pueda afrontar mejor los retos de la globalización. 

"En la Unasur convivieron (el colombiano Álvaro) Uribe y (el chileno Sebastián) Piñera con Dilma (Rousseff, Brasil) y con (la expresidenta argentina) Cristina, y no hubo problemas, y así debe ser. Yo creo que debemos impulsarla porque es objetivamente lo que le conviene a América Latina, que nos unamos para enfrentar todos los desafíos que tenemos", sentenció el jefe del Estado argentino.

En Portada