Pasar al contenido principal
Redacción Central

Áñez declina su candidatura y pide unidad para vencer al MAS

“No es un sacrificio, es un honor”. Con esas palabras, la mandataria, Jeanine Áñez, declinó ayer su candidatura a la presidencia de Bolivia y pidió la unidad de los partidos democráticos para hacer frente al MAS, porque “la democracia está en riesgo”.

Tras varias horas de rumores sobre su declinación y un día después de los resultados de una encuesta que la situaba en el cuarto lugar de preferencia, Áñez anunció, en un video grabado y difundido en sus redes sociales, que dejaba su candidatura para “cuidar la democracia” y “evitar la división”.

“Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia, no es un sacrificio es un honor, porque lo hago ante el riesgo de que se divida el voto entre varios candidatos y que, a consecuencia de esa división, el MAS acabe ganando la elección”, informó la jefa de Estado.

Áñez estuvo acompañada de su candidato a la vicepresidencia, Samuel Doria Medina, y de sus principales aliados: el alcalde de La Paz, Luis Revilla, el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, y sus ministros de Economía, Presidencia y de Hidrocarburos, Óscar Ortiz, Yerko Núñez y Víctor Hugo Zamora, respectivamente.

“Lo hago en homenaje a la lucha que ha sostenido el pueblo boliviano para que se vaya por siempre la dictadura. Si no nos unimos vuelve (Evo) Morales, si no nos unimos la democracia pierde, si no nos unimos la dictadura gana”, dijo Áñez.

En la última encuesta de intención de voto, publicada el pasado miércoles por la alianza Tu Voto Cuenta, Áñez apareció en el cuarto lugar con un 7,7%, por debajo de Luis Arce (MAS) que tenía un 29,2%; de Carlos Mesa (CC) que estaba con el 19%, y de Luis Fernando Camacho (Creemos) con 10,4%.

Áñez anunció su candidatura el pasado 24 de enero, en el cierre mismo de las alianzas permitidas por el calendario electoral, de la mano de la alianza Juntos, que conformaron el partido Demócratas y Unidad Nacional, y las agrupaciones ciudadanas Sol.bo y Todos.

La candidatura de Áñez fue duramente criticada porque ella ingresó interinamente al Gobierno con el mandato único de convocar a elecciones, luego de la crisis electoral que vivió Bolivia en octubre y noviembre de 2019, que terminó con la renuncia del entonces mandatario Evo Morales y con la anulación de los comicios del 20 de octubre de ese año.

Áñez consideró que su decisión de declinar su candidatura es un homenaje a la libertad, ya que lo que está en juego en las próximas elecciones es la democracia en Bolivia.

“Necesitamos dejar de lado las diferencias que tenemos entre los bolivianos que amamos la democracia y necesitamos construir, codo a codo, con coraje y unidad, la libertad que Bolivia y que nuestros hijos necesitan”, subrayó.

En ese entendido, Áñez dijo que el mejor modo de llamar a la unidad en favor de la democracia es renunciar a su candidatura. “Lo que está en juego en esta elección no es poca cosa, está en juego la democracia”, aseveró.

Samuel Doria Medina, acompañante de Áñez en el binomio, aseveró que una vez más decidió por el bien general por sobre sus aspiraciones.

“La vida me ha puesto en una situación muy parecida a la del año pasado, en la que una vez más debo elegir entre mis aspiraciones, las aspiraciones de mi partido y mis aliados, y el bien general. Sin  dudar, vuelvo a escoger lo mismo. Una vez más elijo liderar a mis compatriotas, representar a los bolivianos de a pie, en lugar de acaudillar únicamente a mi facción política”, señaló.

Doria Medina dijo que existe la posibilidad de que el MAS gane las próximas elecciones en primera vuelta, lo que causaría que “el cambio democrático que comenzamos en noviembre pasado sea detenido y comience el tiempo de la revancha, la persecución de los demócratas, el apresamiento de los que lucharon en las calles, la guerra del gobierno contra el oriente del país. Vendría un periodo de guerra civil de baja intensidad y de gravísimo estancamiento económico”.

Por eso, señaló que “el retiro de Jeanine y mío de las elecciones es nuestro aporte sincero, incondicional, sin cálculos subalternos, despojado de todo interés personal, a la formación de un bloque unitario”.

Presidenta pide que se mantenga su legado

A tiempo de renunciar a su candidatura, Jeanine Áñez pidió a quien le vaya a suceder en ese cargo que conserve las “cosas importantes” que su Gobierno transitorio hizo .

“Le pido a quien vaya a ser el candidato democrático para enfrentar al MAS que conserve algunas cosas importantes del legado que hoy estamos dejando. Le pido que conserve los bonos porque gracia a los bonos Bolivia se ha convertido en una sociedad basada en la solidaridad y enfocada en las familias, le pido que conserve la pacificación, le pido que conserve la estabilidad económica, le pido que conserve el 10% del presupuesto para salud y le pido que conserve el coraje que hemos tenido para luchar por la democracia y libertad”, sostuvo.

En Portada