Pasar al contenido principal
Redacción Central

Tras ataque a población, envían policías a Samaipata y bloqueadores se repliegan

Tras la violenta jornada que vivió el municipio de Samaipata, en Santa Cruz, el Gobierno envió un contingente de policías y los bloqueadores que cerraron la ruta, quemaron una parte del Fuerte y atacaron el hospital de la población se replegaron ayer por la noche, según informes de la prensa local.

Al menos 100 policías se trasladaron esta jornada a Samaipata, a la altura de Saipina, para resguardar a la población que desde el miércoles pasado soporta el asedio de bloqueadores presuntamente foráneos que primero quemaron unas 20 hectáreas del yacimiento arqueológico de el Fuerte, un patrimonio y atractivo turístico de Bolivia, exigiendo que el TSE mantenga la convocatoria a elecciones nacionales para el 6 de septiembre pese a la pandemia Covid-19.

En tanto, la población afectada con la quema y el bloqueo se organizó para defenderse y en represalia el grupo denominado “guardia sindical” entró al pueblo para causar destrozos y apedrear el hospital para pedir a los médicos que dejen de atender.

El último reporte de la prensa local da cuenta de que los bloqueadores se retiraron de la zona anoche y que hoy llegó al lugar un contingente de al menos 100 policías para dar resguardo a la población, a unos 120 km de Santa Cruz. Los uniformados fueron llevados desde una planta de gas que vigilaban ante el riesgo de que sufra un atentado.

El conflicto en Samaipata es parte de la ola de bloqueos que se registran en todo el país por parte de sectores afines al MAS y la COB que rechazan el cambio de fecha de elecciones generales que dispuso el Tribunal Supremo Electoral (TSE) del 6 de septiembre al 18 de octubre por la pandemia Covid-19. La medida, además, afecta la cadena de suministros de insumos médicos y alimentos.

En Portada