Pasar al contenido principal
Lorena Amurrio Montes

Cochabamba y La Paz reciben pacientes de Beni y Santa Cruz

Contagiarse de coronavirus en Beni o Santa Cruz da miedo. La gente sabe que los sistemas de salud colapsaron  y es muy probable no poder acceder a la atención hospitalaria. Es por ello que se decidió trasladar a algunas personas a Cochabamba y La Paz, informaron autoridades de salud.

Beni tiene casi 3.000 contagiados con Covid-19, pero el departamento no cuenta con más de 15 camas de terapia intensiva y sólo un hospital de tercer nivel. Santa Cruz está cerca de los 10 mil pacientes y pese a que su situación sanitaria es mejor, también colapsó.

Cochabamba y La Paz registran menos casos y sistemas de salud con mayores alternativas y capacidad que otros departamentos. Sin embargo, los médicos deben hacer algunas evaluaciones adicionales para determinar si los pacientes pueden soportar la altura paceña y el clima frío de esta ciudad.

Esto pone a Cochabamba de primera en la lista de alternativas para trasladar a pacientes. Es así que el departamento recibió a cuatro personas, informó el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Tres de ellas llegaron de Beni y una de Santa Cruz. Los traslados se hicieron por tierra y también utilizaron las avionetas ambulancias. Cada uno de ellas tiene su propia historia, un drama que les tocó afrontar a causa del coronavirus.

Luis (nombre ficticio) tiene sólo 14 años y tuvo que subirse a una avioneta ambulancia para ser trasladado  a otro departamento y salvar su vida. Por el momento, no se puede contar mucho más, pues no puede hablar.

Está en Cochabamba conectado a un ventilador de terapia intensiva. Los médicos hacen lo posible para reestablecer su salud ante una enfermedad para la que aún no se halla una cura.

Luis llegó al departamento junto a otra persona que también está en terapia intensiva. En este caso se trata de un médico cochabambino que decidió arriesgar su vida para ir a Beni y ayudar a controlar la enfermedad, pero le tocó sufrirla.

Se decidió su retorno inmediato, pues en Beni no podrían darle la atención necesaria. Ahora, lucha por su vida conectado a un ventilador de terapia intensiva, según informaron fuentes cercanas a los allegados.

La tercera persona que fue trasladada de Beni llegó bajo sospecha, pero no con diagnóstico positivo. Aún se esperan los resultados, pero su salud va mejorando  y se espera que pronto pueda estar reestablecido.

Finalmente, la última persona llegó de Santa Cruz. Tuvo que ser trasladado por tierra en un viaje de 14 horas, en el que recorrió 800 kilómetros, sólo para conseguir atención médica. “Sus hospitales están saturados”, dijo un médico.

El sistema de salud de Cochabamba recibe a estos pacientes y hace el esfuerzo de brindarles atención, pese a que en el departamento también se están saturando los hospitales y las unidades de terapia intensiva colapsaron, según informó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Yercin Mamani.

La Paz también recibió algunos pacientes en sus centros de aislamiento, pero no en un estado tan grave. Presentan síntomas leves y sus organismos pueden acostumbrarse a la altura de 3.640 metros sobre el nivel del mar.  

Los directivos de los colegios médicos de Cochabamba y La Paz señalaron que estos departamentos también están con los sistemas de salud colapsados. La ministra de Salud, Eidy Roca, prefiere omitir hablar sobre las unidades intensivas del país.

La autoridad nacional llama a la reflexión para que la gente informe sobre sus síntomas de manera temprana y no espere que se vuelvan críticos, de este modo se evitaría congestionar las camas de terapia intensiva.

Sin embargo, la realidad muestra que la población teme informar sobre los síntomas, ya sea por miedo a la enfermedad o al rechazo y discriminación social. Muchos de los últimos casos llegaron con muy pocas posibilidades de sobrevivir, informó el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Sedes, Rubén Castillo.

 

Santa Cruz no pudo recibir pacientes de Beni. En primera instancia se tenía planeado que Santa Cruz atienda a gente de Beni, pero también colapsó.

 

HOSPITALES AL LÍMITE DE SU CAPACIDAD

Las 18 camas de terapia intensiva que hay en Cochabamba; cuatro en el hospital Viedma, siete en el Solomon Klein de Sacaba y siete en el hospital del Sur; están llenas.

La ministra de Salud, Eidy Roca, dijo que se continúan adquiriendo ventiladores y todos los equipos que conforman la terapia intensiva. “Según vayan llegando se van a priorizar los departamentos de Beni, Santa Cruz y Cochabamba”, dijo la autoridad.

Sin embargo, el Sedes tiene un plan para trasladar pacientes en caso que fuera necesario.

 

LA PAZ DONA PLASMA HIPERINMUNE PARA BENI

REDACCIÓN CENTRAL

La Paz es uno de los departamentos con más personas recuperadas del coronavirus; más de 280  de los casi mil casos registrado. Quienes vencieron la enfermedad y están en condiciones de donar, no dudaron en dar su apoyo y que se traslade el plasma hiperinmune para el tratamiento de pacientes en Beni.

Santa Cruz trata de cubrir las necesidades de sus pacientes con su propia población recuperada que supera las mil personas, aunque los infectados casi llegan a los 10 mil.

El Facebook y las redes sociales se utilizan para que los familiares de personas infectadas pidan la donación.

El plasma hiperinmune, es decir de personas que vencieron el coronavirus, es uno de los tratamientos que mejor funcionó para que los enfermos se recuperen.

El coronavirus es una enfermedad de alto contagio, pero aún es nueva. No tiene un tratamiento aprobado ni vacuna. Todo lo que se utiliza en el país y el mundo aún es de forma experimental.

Cochabamba no está donando plasma para otros departamentos, pues los enfermos de la región lo necesitan dada la poca cantidad de recuperados y la demora en los resultados de las pruebas, para verificar si dieron negativo. Son sólo 71 que vencieron la enfermedad, frente a más de mil pacientes.

En Portada