Pasar al contenido principal
Nelson Peredo

[INTERACTIVO] Conflictos sociales y el esfuerzo médico marcan el mes de la pandemia en Bolivia

Los conflictos sociales y el esfuerzo de los profesionales en salud, que trabajan en condiciones desfavorables, marcan el primer mes de la presencia del coronavirus Covid-19 en Bolivia. 

El 10 de marzo pasado, el país se enteró de los primeros casos de coronavirus. Dos mujeres, de Santa Cruz y Oruro, fueron diagnosticadas con el Covid-19, abriendo la curva de contagio que hasta ayer registró 268 casos y 18 fallecidos. 

Desde el 16 de marzo el país ingresó en una cuarentena parcial y desde el día 22, a un aislamiento total, con el objetivo de cortar la cadena de transmisión y así evitar los problemas que otras naciones están pasando, con sistemas de salud colapsados y el virus fuera de control.

El investigador de la UMSS y experto en salud pública, Yercin Mamani, aseveró que los resultados de las medidas asumidas contra el virus recién se verán la próxima semana, pues, según explicó, el tiempo de incubación del Covid-19 es de 14 días y la cuarentena cumplió ese periodo el 4 de abril.

 

 

Caos e incertidumbre
La situación en Bolivia, como en el resto del mundo, ha sido difícil. El país afronta la pandemia sin haber logrado superar la crisis política del conflicto poselectoral de octubre y noviembre de 2019.

A esto se suma un sistema de salud deficiente y con pocos recursos. 

No por nada, la Oxford Economics señaló que Bolivia es el país de la región con mayor vulnerabilidad social y económica a los efectos de la pandemia.

Entre el 22 de marzo y el 9 de abril, en el país se han registrado al menos 8 protestas de ciudadanos que, asegura, no tienen recursos suficientes para afrontar un encierro total, sin salir a trabajar.

Son sectores que “viven al día” y que tiene recursos limitados para hacer frente a la cuarentena.

Las protestas más visibles se registraron en Riberalta, Beni, Santa Cruz, El Alto, Cochabamba y Tarija. El Gobierno acusó a los instigadores de las protestas de tener fines políticos.
El Ministerio público ordenó la aprehensión de 6 dirigentes que lideraron las protestas en Beni, a quienes acusó de delitos contra la salud pública.

Otro conflicto se abrió en la frontera con Chile. Más de 400 compatriotas, que exigieron entrar al país, están retenidos en un campo militar de Pisiga (Oruro) donde tienen que cumplir un aislamiento de 14 días, como manda el protocolo sanitario ante casos sospechosos de Covid-19.

Pero muchos de los connacionales denunciaron discriminación y malos tratos por parte de los militares. 

Datos
Los datos del primer mes de coronavirus en el país muestran que el virus se presenta con mayor fuerza en cinco ciudades del eje central: Santa Cruz, La Paz, Montero, El Alto y Cochabamba, capitales que concentran el 67 por ciento de los casos positivos.

La mayor parte de los casos son de contagio local (58%), lo que significa que Bolivia está en la etapa 3, que implica que el virus está circulando entre los casos importados y sus contactos más cercanos, aunque expertos advierten que los casos de contagio comunitario (6%) son una muestra de que el país ingresó a la etapa 4, lo que significa que el patógeno se está transmitiendo en las calles. 

La curva de contagio se “disparó” desde el 26 de marzo, fecha en la que se registró 22 casos, el triple que en los días anteriores.

El experto Yercin Mamani explicó que la evolución de la pandemia en Bolivia está dentro de las proyecciones que se hicieron y que la curva de contagio no muestra nada que no se haya previsto.

“Se han estado cumpliendo las proyecciones y hay que recalcar se podrá evaluar los efectos de la cuarentena a partir de la próxima semana, ahí si el virus no supera la cantidad de casos de la anterior semana, o mejor si disminuye, y la siguiente semana ocurre lo mismo, ahí podríamos decir que la cuarentena ha servido”, explicó.

Médicos bajo presión
La otra cara de la crisis se ha visto en el esfuerzo de cientos de médicos, enfermeras y profesionales de salud que día a día batallan en los hospitales y fuera de ellos para hacer frente al coronavirus, en condiciones poco favorables.

El presidente del Colegio Médico de Cochabmaba, Édgar Fernández, informó que hay al  menos una docena de médicos y otro personal de salud, que tuvieron que aislarse porque tuvieron contacto con pacientes con coronavirus, sobre todo en el caso que se presentó en Punata.

El galeno dijo que el personal de salud está haciendo frente a la pandemia sin los insumos necesarios y sin equipos de bioseguridad, por lo que exigió a las autoridades que se les dote de estos materiales lo más pronto posible.

El dirigente del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero, dijo que más de 50 integrantes del personal de salud del hospital de Clínicas, del hospital del Tórax, de Copacabana y Patacamaya están en cuarentena por contacto con paciente con coronavirus. “No hay bioseguridad en ningún hospital”, lamentó.

Estas falencias se evidenciaron más tras la muerte de una enfermera en Montero, Santa Cruz, por coronavirus. La joven profesional, que tenía 26 semanas de gestación, falleció tras contagiarse por no contar con equipos de bioseguridad al atender a un paciente con Covid-19.

La presidenta del Colegio Médico de Montero, Gaby Orellana, señaló que los profesionales en salud son “los que le ponen el pecho a esta enfermedad” y que el fallecimiento de la enfermera es el resultado de la falta de atención de las autoridades a los pedidos de este sector.

“No podemos poner más en riesgo la vida de nuestros profesionales. Ya tenemos profesionales que están corriendo riesgo su vida porque han estado en contacto con pacientes sospechosos y positivos”, dijo Orellana.

Otro caso que llamó la atención fue la de una médica en Cochabamba a la que sus propios vecinos le impidieron el ingreso a su departamento, porque temían que la profesional los contagie.

Aun así, los galenos aseveraron que continuarán su labor de cuidar la salud de la población.

 Dos estrategias
El investigador Yercin Mamani señaló que el país tiene dos caminos y que las autoridades deberán escoger por uno de ellos: ampliar la cuarentena, pero con medidas más rígidas; o hacer una cuarentena localizada, según las regiones donde se hayan presentado más casos.

“La primera estrategia es la de intensificar el periodo de cuarentena, por unos 15 días más para captar a todos los positivos, otros 15 días más en todo el país; pero, de manera más rígida con toques de queda o limitar el número de días de salida a uno o dos, llevar los mercados a  los barrios, porque los mercado se han vuelto zonas de concentración, porque se abren todos los días”, manifestó.

Sobre la segunda dijo: “Es hacer una cuarentena localizada, es decir que los municipios que tienen mayor incidencia de casos, que hagan una cuarentena total, pero los municipios donde no hay nuevos casos o disminuyen, o no tienen, que hagan cuarentena parcial”.

Explicó que los factores que se deben tomar en cuenta son la cantidad de casos que se presenten hasta la próxima semana, comparar la curva de contagio y evaluar el impacto socio económico, pues no todos los sectores pueden soportar una cuarentena total prolongada.

Indicó que otro elemento que ayudará a tomar decisiones es ampliar la cantidad de pruebas, para saber a ciencia cierta la cantidad de casos que hay en el país.

Pero aclaró que hay dificultades logísticas para hacer pruebas, sobre todo, por la falta de kits para los reactivos, pues la falta de laboratorios ya se ha solucionado, al menos parcialmente, con la llegada de 10 equipos Genexpert, además de la habilitación de 20 centros privados que podrán hacer las pruebas.

Dijo que todos los países están buscando reactivos por lo que es difícil encontrarlos en el mercado exterior.

El Gobierno decidirá los próximos días las nuevas medidas para combatir el coronavirus, esperando que la curva de contagio del patógeno no se dispare, que las protestas sociales aminoren y que la economía no se resienta tanto.

En Portada

  • Falta de oxígeno, automedicación y protestas aumentan drama en Beni
    La tragedia sanitaria en Beni empeora con cada día que pasa. Al inminente colapso de los hospitales de la capital, Trinidad, se sumó ayer la falta de oxígeno para pacientes con Covid-19, además de protestas de personal de salud en Guayaramerín y advertencias de bloqueos de cívicos en San Ramón,...
  • Wilster: del título de 2016 a uno de sus buenos recuerdos en Libertadores
    El 22 de mayo de 2016 fue una tarde memorable para Wilstermann. Luego de cuatro años de retornar al profesionalismo, el Rojo volvió a alzarse con la corona nacional y logró una clasificación a la Copa Libertadores. Lo que en ese momento no se podía visualizar era que ese logro permitiría al...
  • Heladas dañan 50% de cultivos de 9 municipios de Santa Cruz
    Las temperaturas de hasta -8 grados centígrados afectaron aproximadamente al 50 por ciento de la producción de hortalizas de siete municipios que forman parte de los valles mesotérmicos de departamento de Santa Cruz. Aunque las pérdidas son importantes, la Gobernación de Santa Cruz informó que el...
  • Aisem manejó Bs 4.500 millones en tres años y se inician auditorías
    La Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) está en el ojo de la tormenta debido a la presunta responsabilidad de sus principales funcionarios en el proceso de adquisición de los 170 respiradores de marca española con supuesto sobreprecio. Esta oficina descentralizada...
  • Gobierno relanzará Umopar con Bs 330 millones que “no se usaron”
    El Ministerio de Gobierno presentó un plan a la presidenta transitoria Jeanine Áñez para “relanzar” la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) las próximas semanas, con el objetivo de reforzar al lucha contra el narcotráfico. Este relanzamiento de la unidad especializada se hará con 330...