Pasar al contenido principal
Nelson Peredo

Médicos del Covid-19: “No puedo ni abrazar ni jugar con mis hijos”

El personal médico y los trabajadores de salud son la primera línea de combate al coronavirus. Dos médicos y una enfermera que trabajan con pacientes diagnosticados o sospechosos de Covid-19, relataron los temores, el estrés, cansancio, soledad; pero también la esperanza y solidaridad con la que conviven en medio de la pandemia.

Roberto (nombre ficticio), médico intensivista, atiende a pacientes con Covid-19 que están en situación crítica. Tiene cuatro hijos, pero no puede jugar con ellos porque debe mantener una distancia prudente para evitar cualquier riesgo de contagio.

“Yo tengo 4 hijos menores de 5 años, pero estamos pues tratando de evitar (contagios) tomando todas las precauciones, las medidas de bioseguridad, en la familia y en la casa, pero es difícil, porque no puedes de repente abrazar a tus hijos, no puedes jugar con ellos, yome siento más tranquilo estado fuera de mi casa, que estando en mi casa”, contó Roberto.

Relató que ve a sus hijos pasado dos o tres días. “Ellos saben del riesgo, están enterados, ya de por sí tienden a cuidarse. Tengo un pequeño de 4 años que se pone su mascarilla para mirarme.Mi padre es diabético y apenas me ve se va, el trata de alejarse de mí, son cosas con las que uno vive”.

El galeno contó que su esposa y los niños tuvieron que habilitar un lugar independiente para dormir. “Lo importante es minimizar con todas las medidas, las posibilidades de ser portador. Tal vez los jóvenes podemos ser asintomáticos, pero hay poblaciones de riesgo, como los adultos o los menores de 5 años”, dijo.

Contó que la terapia intensiva es “muy estresante”, pero que sus colegas y el hospital hacen todo el esfuerzo para brindar las mejores condiciones.

Lamentó que la pandemia haya generado “estigmas” en el personal de salud.“Tengo un colega que debido a que las personas están entrando en pánico, en miedo, en susceptibilidad, lo han echado de su domicilio, donde vivía en alquiler”, lamentó.

Roberto señala que “cualquier persona siente miedo, todos estamos atemorizados” por la situación, sobre todo, por los reportes que llegan de los medios, “pero estamos tranquilos porque tratamos de minimizar el contagio con los equipos de bioseguridad”.

Dijo que los pacientes con Covid-19 también tienen un gran impacto emocional. “Ellos también están muy preocupados por sus familiares”.

Juan (nombre ficticio) es médico también, pero internista. Se encarga de hacer seguimiento a pacientes con Covid -19 y hace varios días que no ve a sus padres, pues debe alejarse para protegerlos.

Juan no tiene hijos, pero su mamá, de 61 años, y su padre, de 57, le llaman cada día para preguntarle cómo está.Vive en alquiler. “El dueño sabe que soy doctor, pero no que atiendo casos de coronavirus. Veo que la desinformación y el pánico que ha generado esta situación es muy grave, de tal manera que han obligado incluso a algunos colegas a sacarlos de la casa, espero que eso no me pase”, dijo.

Contó que “el estrés es muy elevado” incluso para él que ha estado siempre cerca de casos críticos. “Antes tenía que entubar a un paciente de terapia intensiva, lo hacía libremente no tenía mucho estrés, si bien era complicadopero lo hacía tranquilo, pero ahora recibimos los pacientes (con Covid-19) y el estrés es demasiado, uno termina de hacer el procedimiento con todos los equipos de protección, pero igual al salir nos preguntamos si el virus se quedó en algún lado”, contó.

“El estrés es elevado y la preocupación nos entristece. Yo llego después de un turno y tengo que estar encerrado en mi casa, no puedo salir. Tengo miedo, pero me pongo a leer”, dijo.

Recordó que tuvo que aislarse luego de los primeros pacientes con Covid-19 que atendió. “Los primeros días no veía nada, ahora no veo ni tele para no ver noticias, ahora salgo de mi turno y me encierro en casa y leo otras cosas, me comunico con familiares, trato de no pensar en esto, es la única manera de pensar en que tal vez no me he infectado”, dijo.

 

DETALLE

Turnos largos y estrés constante

Roberto y Juan relataron que cumplen turnos de 24 o más horas, y no solo atienden a pacientes con Covid-19, por lo que admitieron que tienen miedo y maximizan medidas de bioseguridad para evitar contagios.

 

“El miedo a entrar con infección, tenemos que hacer el esfuerzo junto al hospital de minimizar el riego de contacto, se trabajan 24 horas continuas, trabajamos arduamente, apoyando este servicio con mayores horas de trabajo, que transitoriamente es un apoyo personal e institucional pero que representa también una carga emocional”, dijo Roberto.

 

Juan, por su parte, relató: “Recuerdo el primer turno con estos pacientes (de Covid-19), era algo nuevo para todos, ahí vino el estrés y la repercusión para todos”.

 

Dijo que tratan de no mostrar esta preocupación a los pacientes: “El paciente positivo se siente como nosotros, aislado, sin poder entrar en contacto con familiares, hemos tratado de no mostrar nuestra preocupación ni inseguridad, siempre decir que esté tranquilo, que van a estar bien, que hable con sus familiares vía telefónica, no debemos alarmarnos”.

 

 

Enfermera: Hay temor de llevar el virus a casa

Norah, enfermera de 59 años, llega a su casa cada tarde, luego de cumplir la jornada laboral que dispone su turno de enfermería, donde se encarga, entre otras cosas, de atender a pacientes sospechosos y positivos del nuevo coronavirus Covid-19.

Al entrar, se cambia toda su ropa, deja sus zapatos en una solución de lavandina y va a la ducha.

La mujer vive con su esposo, que tiene 61 años, dos hijos adultos y sus dos nietos de 9 y 3 años, por lo que decidió habilitar un cuarto para ella sola, buscando minimizar cualquier riesgo de contagio, si es que hubiera, con sus familiares.

Esta semana, a ella le tocó atender a dos pacientes con Covid-19. Un joven y otro mayor de 50 años.

“Todo es nuevo, estamos aprendiendo a manejar estos casos, entonces es caótico por ahora y hay incertidumbre, miedo y estrés. Sobre todo por el temor de llevar el virus a nuestras casas”, indicó la mujer.

Ella lidera un equipo de 6 enfermeras, tres se ellas son auxiliares y tres licenciadas, pero dos han pedido su baja médica; una porque está embarazada y otra porque tiene un niño de 3 años.

Entonces su grupo de trabajo se ha mermado. Ella no puede pedir la baja porque solo se la dan al personal que tiene más de 60 años o niños menores de 5.

“A varios que han pedido baja tampoco les han dado, porque nos quedaríamos sin personal también”, indicó.

 

 

“Tuvo que pasar esto para que valoremos la salud”

Roberto y Juan no se desaniman a pesar de las falencias del sistema y la gravedad de la pandemia. Ellos lamentan que tuviera que suceder una crisis de este tipo para que se valore la salud y al personal médico.

“Es lamentable que haya pasado esto para pensar recién que es importante la labor de todos, es verdad que nosotros estamos en riego, pero sería fundamental que la sociedad tenga ese pensamiento y los que piensen que esta pandemia es chiste, que lo asuman con responsabilidad”, dijo.

Roberto, por su parte, señaló que la pandemia dejará varias lecciones, pero una de las más importantes es que se podrá valorar el esfuerzo del personal de salud.

“Luchamos constantemente no solo contra el coronavirus, sino contra varias enfermedades como el dengue, la tuberculosis, contra el hacinamiento, eso no da una lección de que debemos tomar con seriedad la salud, esas lecciones debe dejar la pandemia”, aseveró.

Lamentó que algunas personas, e incluso profesionales de salud, estigmaticen a los médicos que tratan pacientes con Covid-19.

“Por ejemplo a mí me han estigmatizado, me han puesto un veto en otras clínicas para que yo no ingrese, es una desesperación también, pánico en las personas, en el mismo personal médico, creo que todos deberían ser más tolerantes”, relató.

 

En Portada

  • Suben de 9 a 15 municipios de riesgo alto por Covid-19 en Cochabamba
    En una semana, Cochabamba de tener nueve municipios en  riesgo alto pasó a 15, cuatro de ellos están entre los 10 municipios con mayor riesgo, según el cuarto informe de riesgo municipal presentado ayer por el Ministerio de Salud. Las seis alcaldías cochabambinas que pasaron de riesgo medio a...
  • Clubes preocupados porque el fútbol vuelva después de agosto
    La posibilidad de que el fútbol reinicie recién después de agosto o incluso octubre no cayó bien a la dirigencia de los clubes de la División Profesional. Aunque ya el ministro de Deportes, Milton Navarro, adelantó hace semanas que la actividad deportiva podría volver recién a inicios de...
  • BoA pide $us 52 millones para pagar sus deudas y espera reponerse en 2022
    Tras más de dos meses sin operar por causa de la cuarentena para contener la pandemia del coronavirus, la estatal Boliviana de Aviación (BoA) requiere de 52 millones de dólares para pagar salarios, alquileres, renovaciones y otros, apoyo con el cual la aerolínea podría salir de la crisis en...
  • Bolivia, con menos condiciones, es el quinto país que afloja la cuarentena
    Bolivia es el quinto país de Sudamérica que iniciará con la flexibilización de la cuarentena rígida que inició el 22 de marzo. Con menos restricciones que en otros países y dejando que los gobiernos municipales y departamentales definan la reglamentación del desconfinamiento, el país inicia este...
  • Ven desacierto en diferimiento de créditos e inequidad en pago de IUE
    Los decretos promulgados por el Ejecutivo que establecen el diferimiento del pago de créditos hasta el mes de agosto y la prórroga para el pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) han sido sujetos de una serie de cuestionamientos por parte de distintos sectores de la economía...