Pasar al contenido principal
Yvonne León

Albergues de animales silvestres piden ayuda para alimentos ante la cuarentena

Miles de animales silvestres rescatados del tráfico ilegal viven en más de una veintena de centros de custodia y albergues en el país. Estos lugares consiguen gran parte de sus ingresos por medio de visitas y donaciones, sin embargo, en cumplimiento a las restricciones del estado de emergencia sanitaria, ya no pueden recibir personas, lo que ha mermado aún más sus recursos, e incluso tienen complicaciones para trasladar al personal veterinario y los alimentos.

“La situación es preocupante en los 26 centros de custodia de fauna silvestre que hay en Bolivia.  Todos tenemos los mismos problemas”, cuenta Vicky Cossio, responsable del refugio La Senda Verde, lugar donde vive Ajayu, el oso jukumari que fue brutalmente golpeado en la localidad cochabambina de K'omercocha, Tiraque, en el año 2016.

Ajayu, que quedó ciego y con la mandíbula destrozada tras los golpes de los comunarios, es uno de los más de 800 animales, de 65 especies, que habitan en La Senda Verde.

Cada especie tiene un tipo de alimentación específica y necesitan que sus cuidadores les proporcionen los alimentos y algunos deben recibir atención veterinaria. En La Senda Verde, el presupuesto de alimentación por cada ejemplar es de 6,80 bolivianos al día.

“Los refugios de animales debemos ser considerados como casos especiales, cómo los asilos de ancianos y orfanatos de niños” acota Cossio.

En el caso específico de La Senda Verde, ubicado en los Yungas de La Paz, se requiere la donación de dinero para poder pagar a los proveedores de alimentos y es complicado recaudar víveres por las restricciones de traslado, en el estado de emergencia.

“Ahora mismo estamos todos los centros tratando de conseguir permisos de circulación para la provisión de alimentos y también para que los cuidadores de animales, veterinarios, y otros, puedan llegar a los centros”, relata.

Las personas, que deseen ayudar, pueden realizar depósitos en el Banco Nacional de Bolivia (BNB), caja de ahorros en bolivianos a nombre de La Senda Verde, con el número de cuenta 150-1737557 NIT 211112029.

 

En Cochabamba, el Parque de Aves Agroflori, ubicado camino a Quillacollo, donde también viven mamíferos y réptiles, tiene una situación similar.

El conflicto poselectoral en octubre y noviembre del año pasado, las inundaciones a inicio de año, y ahora la medidas restrictivas para evitar la propagación del coronavirus, dejó a Agroflori con números rojos, por lo que apelan a la solidaridad de los cochabambinos.

En este Parque viven alrededor de 900 animales y cada semana se gasta alrededor de 600 dólares en alimentos, cuenta el responsable de Agroflori Marcelo Antezana.

Entre los alimentos que se pueden donar: maíz, quínua, tiki, semillas de girasol, alpiste, mijo y, también reciben latas de atún para los flamencos rescatados. Para conocer la historia de los flamencos y otros animales ingresa a: https://www.lostiempos.com/especial-multimedia/20171113/agroflori-oportunidad-preservar-vida-silvestre-generar-conciencia

Antezana señala que se debe suministrar alimentos que sean lo más parecido a su hábitat, “cada animalito come distinto”, explica.

Las personas que deseen donar alimentos pueden coordinar con los siguientes números:

 

El director de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, Enzo Aliaga, manifestó que conoce la situación de los diferentes centros del país, pero la parte las limitaciones económicas del Ministerio no permiten apoyar con dinero a los lugares privados. Sin embargo, comentó que se proporciona ayuda para el trámite de circulación vehícular.

Aliaga contó que se estaba gestionando apoyo con otras instituciones y embajadas para los lugares privados, pero llegaron las medidas por la pandemia  y no se logró concretar las gestiones.

Desde hace años, Bolivia es parte de una cadena de tráfico ilegal mundial de vida silvestre, los animales que son rescatados, en diferentes operativos, son derivados a los centros de custodia. En muchos casos, el daño que sufrieron los animales no les permite regresar a su hábitat y para sobrevivir necesitan ser cuidados.

“Los centros no podemos parar. Los animales no conocen fines de semana ni pandemias. La situación es crítica y desesperante”, concluye Cossio con aflicción.

En Portada

  • Áñez suprime ministerios, pero mantiene presupuesto y personal
    El cierre de tres ministerios genera una serie de dudas sobre los motivos de esta determinación, más aún cuando las autoridades afirman que no se afectará el presupuesto asignado a estas carteras y tampoco a funcionarios. La medida generó críticas en diferentes sectores. El jueves, la...
  • FBF se inclina por propuesta de Claure y jugar en una sola sede
    El Consejo Superior de la División Profesional de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que se realizó ayer mediante la plataforma Zoom y transmitido por Facebook Watch, a lo largo de sus seis horas de desarrollo, concluyó en dos puntos unánimes entre sus 14 miembros afiliados: apostar por la...
  • Trabajadores presentan más de 400 denuncias de despidos en cuarentena
    La Jefatura Departamental de Trabajo recibió, en los últimos días, aproximadamente 400 denuncias contra empleadores por despidos, falta de pago de salarios y de implementos de bioseguridad a sus trabajadores. Ayer, la fila de dependientes se extendía por cuadras junto a la entidad. Un analista...
  • Gobierno pagó $us 37 por gases ofrecidos a $us 12
    LA BRÚJULA DIGITAL La empresa brasileña de armas no letales Cóndor ofreció al Gobierno de Ecuador un precio de 12 dólares por cada cartucho de gas lacrimógeno de 37mm/38mm en diciembre de 2019. El Gobierno de Bolivia pagó 37 dólares por los mismos productos el mismo mes. Según el proceso de...
  • Exportaciones caen 14% por bajón de los minerales e hidrocarburos
    Las exportaciones bolivianas de enero a abril pasado cayeron en 14 por ciento, lastradas, sobre todo, por el desplome de los precios internacionales de minerales y los hidrocarburos, además de los efectos del coronavirus en el mundo. Así lo reporta el último informe del Instituto Boliviano de...