Pasar al contenido principal
Redacción Central

Los actores “clave” del proceso de pacificación

Más de una veintena de personas impulsaron de alguna manera el diálogo para pacificar el país, que por el lapso de un mes estuvo convulsionado

Los primeros encuentros de diálogo se realizaron justo después de las elecciones generales del 20 de octubre, cuando ya se vislumbraba un escenario complejo, considerando que cada día más gente salía a las calles a protestar por los resultados de los comicios.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) fue la primera en pronunciarse en busca del diálogo. A ella se sumaron representantes de las organizaciones internacionales, como la Unión Europea, considerando que es uno de los cooperantes más significativos que tiene el país.

La Iglesia y el cuerpo diplomático se reunieron con sectores sociales, el ahora exministro de Comunicación Manuel Canelas, actores y exactores políticos de la oposición de ese entonces. Se habló de la opción de segunda vuelta, aunque un ala del Movimiento Al Socialismo (MAS) la rechazaba y mantenía su postura de que Morales había ganado el proceso electoral pese a los cuestionamientos.

La segunda fase de este proceso de pacificación se dio a partir del 10 de noviembre, es decir, cuando Evo Morales decidió renunciar y salir del país.

El MAS pidió garantías para Morales y otras exautoridades. El 18 de noviembre se lanzó oficialmente la convocatoria al diálogo y se vio la manera de canalizar la convocatoria a elecciones y, luego, la ley de garantías.

La tercera fase del diálogo todavía está en curso y consiste en acompañar hasta la realización de las elecciones.

En Portada