Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Luis Arce parte rumbo a México: "Esto no es un adiós sino un hasta pronto"

El exministro de Economía, Luis Arce Catacora, dejó Bolivia rumbo a México con el salvoconducto que le otorgó el gobierno transitorio de Jeanine Añez. El exministro de Economía, a través de las redes sociales, agradeció el apoyo de las embjadas de México, Uruguay y Argentina para salir del país y denunció hostigamiento policial en el Aeropuerto de El Alto.

La mañana de hoy circuló un video en las redes sociales en donde se observa a la exautoridad del gobierno Evo Morales  en la terminal aérea vistiendo una chamarra y acompañado por la activista y exDefensora del Pueblo Tamara Núñez.

"Agradezco al gobierno mexicano por haberme otorgado asilo político en ese hermano país, por lo que hoy me ausentó de Bolivia rumbo a México, donde desde allí podré trasladarme al Brasil para continuar con mis exámenes médicos periódicos y no descuidar mi salud", escribió.

Arce partió rumbo a Lima, aunque el destino final del vuelo es México, país dónde también está asilado el expresidente Evo Morales. Catacora denuncio que los diplomáticos que lo acompañaban tuvieron que llamar al ministro Arturo Murillo para que ordene a la Policía en el aeropuerto dejarlo viajar.

La exautoridad gubernamental lamentó que el gobierno de Añez, le haya "negado" hasta hoy el salvoconducto que solicitó con"anticipación".

"Quiero agradecer la comprensión de mi familia, especialmente de mi mamá, mis hijos, y mis amigos por entender esta decisión de salir del país para que libremente, sin acoso ni persecución política, pueda efectuar estos exámenes médicos siguiendo las fechas estrictas que demanda mis exámenes médicos", explicó.

Calificó al actual Gobierno como de facto y aseguró que se incumple con la Convención de Asilo al no otorgar salvoconductos a otras exautoridades.

"Mi completa solidaridad con mis compañeros ex ministros y ex autoridades que continúan en la Embajada de México en La Paz, que pese a contar ya con el asilo político por parte del gobierno mexicano, permanecen sin el salvoconducto necesario, lo que significa una violación de la Convención del Asilo Diplomático de 1954 por parte del actual gobierno de facto" .

Siguió: "Queda por tanto claro que nuestro pecado fue trabajar para beneficiar a los pobres y a los sectores populares, demostrando que personas de cuna humilde, también podemos pensar mejor y gestionar la economía mejor que muchos de aquellos que provienen de familias adineradas, esas cosas la oligarquía boliviana y los intereses extranjeros nunca nos perdonarán. Dignificamos a los bolivianos y sectores populares humildes de nuestro país".

Finalmente Arce se despidió asegurando que pronto retornará al país. "Esto no es un adiós sino un hasta muy pronto, salud mediante volveremos en un futuro cercano para continuar aportando, desde donde me repare el destino, en la construcción de una Bolivia más justa, más igual, con oportunidades para todos y favoreciendo siempre a los sectores sociales más pobres y desprotegidos como lo hicimos. ¡¡Marcelo vive la lucha sigue!!!!!, ¡¡Hasta la victoria .....Siempre!!! (sic)".

En Portada