Pasar al contenido principal
Christian Burgos

Evo usó imágenes de una agresión policial del 2013 en México para denunciar represión en Bolivia

El expresidente, Evo Morales, acusado de fraude electoral, usó ayer imágenes de una agresión policial del 2013 en México para ilustrar un vídeo en el que denunció la represión de las fuerzas del orden en los disturbios actuales de Bolivia.

El vídeo que usó Morales muestra al policía mexicano, José Luis García, que golpeó hace seis años a un joven con su mano y más tarde a un grupo de personas con su casco. 

Entre los minutos 4:18 y 4:27 de la entrevista, difundida por Telesur, se observa el vídeo que Morales usó con las imágenes equivocadas y descontextualizadas.

Esa agresión policial se produjo el 2 de octubre de 2013, durante una marcha por el aniversario de la masacre estudiantil de 1968 en México.

 

En esa conferencia de prensa, Morales pidió el establecimiento de una “comisión de la verdad” para realizar una nueva auditoría a las pasadas elecciones cuestionadas. Esto después de conocerse el informe de la OEA que develó fraude en el proceso electoral.   

En este contexto, el exmandatario, asilado en México, a través de su cuenta de Twitter anunció hoy la conformación de esa comisión para "verificar si evidentemente hubo fraude".

Aseguró que tuvo acceso a dos informes técnicos "de instituciones serias y renombradas" que habrían demostrado que el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó en primera vuelta pese a las irregularidades.

Con estas declaraciones, Morales descalifica la auditoría de la Organización de Estados Americanos, en la que se demuestra fraude electoral a favor del MAS, a través de una serie de irregularidades en todo el proceso.

Entre las irregularidades halladas en el informe de la OEA, en el proceso electoral no existieron los controles necesarios de la cadena de custodio. El resguardo de las actas fue crítico. Asimismo, hubo una tendencia altamente improbable mostrada en el último 5 por ciento de cómputo; lo que denominan como un “comportamiento inusual”.

En Portada