Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Ruptura de ducto reduce transporte de gas en 57% a tres departamentos

La ruptura del Gasoducto Carrasco-Cochabamba (GCC), por motivos aún desconocidos, reducirá 57 por ciento de capacidad de transporte de gas natural a Cochabamba, Oruro y La Paz. Especialistas advierten efectos en el gas domiciliario y provisión a termoeléctricas e industrias en estas tres regiones.

El gerente general de YPFB Transporte SA, Wilson Zelaya, informó que, cerca de las 18:50 del martes, cayó súbitamente la presión del gasoducto por la ruptura en un punto entre Villa Tunari y Cristal Mayu. Los conflictos sociales impiden el traslado de técnicos para identificar las causas.

En base a fotografías enviadas por pobladores de la zona, Zelaya dijo que la afectación abarca unos 200 metros del ducto de 16 pulgadas de diámetro. Las imágenes no dan mayor información.

Cochabamba, Oruro y La Paz consumen 175 millones de pies cúbicos día de gas natural, de los cuales 100 se envían por el GCC y 75 por el Gasoducto Al Altiplano (GAA).

Zelaya explicó que el GCC dejó de operar temporalmente, y el transporte a esas regiones se lleva a cabo sólo con el GAA, lo que implica reducir el 75 por ciento.

Según el experto en hidrocarburos Álvaro Ríos, este incidente muestra que hay actos de sabotaje probablemente ligados a la coyuntura política. Señaló que el hecho perjudicará el normal desempeño de las conexiones a gas domiciliario y el suministro a plantas termoeléctricas e industrias del altiplano.

Propuso que este gasoducto y otras instalaciones sean resguardadas por el Ejército como medida de prevención.

El analista en energías Francesco Zaratti considera que la ruptura del gasoducto pudo haberse originado por factores meteorológicos vinculados a algún derrumbe, como también factores humanos relacionados al corte del transporte por parte de personas que llevan adelante medidas de bloqueos.

 

EVACUAN A 14 TRABAJADORES

Ante la toma de la Estación de Compresión Carrasco y Estación de Bombeo Carrasco, por parte de grupos movilizados que reclaman un golpe de Estado, YPFB Transporte SA evacuó a 14 de sus trabajadores vía aérea, informó el gerente general, Wilson Zelaya.

La Planta Carrasco, operada por YPFB Chaco, fue tomada el pasado domingo por parte de personas que denuncian golpe a Evo Morales.

En Portada