Pasar al contenido principal
ANF

Médicos ratifican que demanda de inclusión a la Ley General del Trabajo es irrenunciable

LA PAZ | 

El dirigente en huelga de hambre del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Públicas (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero, ratificó que la demanda de inclusión a la Ley General del Trabajo (LGT) es irrenunciable, y que solo dejarán la medida de presión cuando sean incluidos en la norma.

"Sirmes La Paz ratifica que es irrenunciable nuestra inclusión en la Ley General del Trabajo, no hay ninguna consideración, ninguna revisión, absolutamente nada, y seguiremos firmes en la lucha de la ley, y saldremos de los piquetes cuando nos incluyan en la ley", enfatizó Romero.

Los galenos del sector público lamentan que no exista ningún tipo de beneficio laboral para ellos, incluso en casos graves como el ocurrido al médico Gustavo Vidales, que falleció por antavirus y el Estado no indemniza a su familia.

Romero dijo que la demanda de los médicos tiene respaldo legal en el artículo 13 de la Constitución Política del Estado, el artículo 1 de la Ley General del Trabajo y los Convenios 100 y 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), "en el que expresan que todos los profesionales tienen derecho laboral irrenunciable, y en el caso nuestro, al estar expuestos a tanto riesgo laboral, con mayor razón".

Indicó que en las últimas semanas fallecieron 16 colegas atendiendo a pacientes y viajando a regiones lejanas del país, sin haber ningún compromiso del Estado de ayudar a las familias, "madres e hijos que han quedado a su suerte".

El dirigente remarcó que la asamblea del Sirmes La Paz ratificó la demanda de inclusión a la Ley General del Trabajo. "Está absolutamente decidido, no hay otros términos, bonos no vamos a admitir".

Para no causar problemas financieros al Estado, con un costo de 1.200 millones de bolivianos que se requieren, dijo Romero, la propuesta es que de forma gradual y en tres años, los galenos sean incorporados a la Ley.

"Ir en forma gradual resuelve el conflicto, ya no hay razón, no habría justificativo para que el viernes (en la reunión gobierno-médicos) no firmen un decreto supremo que nos incluya en la Ley General del Trabajo", enfatizó Romero.

También reiteró el pedido de indemnización a la familia Vidales, y que éste debe ser un derecho de todo profesional "que quede afectado, que fallezca o quede discapacitado o cualquier tipo de lesión en el ejercicio de su trabajo".

Además, un bono de riesgo laboral que asegure la atención inmediata en caso de un desastre de salud, y que el bono sea equivalente a un salario total ganado.

Esta mañana los representantes del Ministerio de Salud y la dirigencia de los médicos retomaron el diálogo para resolver la demanda de la inclusión a la Ley General del Trabajo y la Ley 1189 de la Caja Nacional de Salud. Mientras tanto, el paro médico cumple 33 días.

En Portada