Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Avión tanque para incendios podría llegar mañana y cada vuelo costará cerca de $us 16 mil

El vicepresidente, Álvaro García Linera, informó hoy que el avión Boeing Tanque 747, que el Gobierno contratará para combatir los incendios forestales es en la Chiquitanía del país, podría llegar mañana para comenzar a operar.

“Ya está contactado uno de los dueños que tiene a disposición un avión, estamos en las conversaciones y en la transferencia de dinero. Ojalá que este súper tanque pueda estar llegando mañana, en la tarde o en la noche, esa es mi esperanza. Si hay algún atraso va a depender de temas estrictamente logísticos, pero no por falta de voluntad”, indicó.

Asimismo, informó que cada vuelo costará cerca de 16 mil dólares. “Operará el tiempo que se sea necesario (…). Se harán los (vuelos) que sean necesarios”, agregó el vicepresidente.

Esta aeronave, denominada SuperTanker 747-400, es un Boeing adaptado para transportar aproximadamente 150.000 litros de agua, puede operar en cualquier parte del mundo y tiene una autonomía de vuelo de 13 horas.

La nave ya operó en varios países, entre ellos Chile. También estuvo en misiones en Estados Unidos e Israel.

“Los incendios en el bosque han disminuido, pero siguen presentes. son tiempos muy complicados, la sequía y los vientos que cambian de dirección a veces permiten que baje los incendios, otros momentos hacen que aumenten”, dijo García Linera.

En este contexto, informó que el “gabinete de emergencia ambiental”, conformado por seis ministerios, se instará en las próximas horas en Roboré y “se quedará los días que sea necesario” hasta mitigar todos los focos de incendio.

Asimismo, anunció un trabajo conjunto con los alcaldes de los 15 municipios afectados y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

Sobre el plan aéreo para sofocar los incendios forestales, el vicepresidente dijo que seis helicópteros y hasta diez aviones cisterna trabajarán en la mitigación del fuego.

Respecto a los trabajos por vía terrestre, informó que en la zona trabajan 800 efectivos de las Fuerzas Armadas, cerca de 250 policías y más de 60 bomberos.

“A este personal, en las siguientes horas, se va a aumentar 500 nuevos efectivos de las Fuerzas Armadas y 200 nuevos policías para tener un equipo completo de personas que ayuden a combatir los incendios”, agregó.

También se contará con el trabajo de 100 funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). “50 veterinarios más 50 agrónomos, más su equipo para poder desplazarse”, informó.

En el tema de salud, indicó que ya se entregó media tonelada de medicamentos y que se contará con un equipo de 24 médicos para atender a las personas afectadas. Además, se entregarán 10 toneladas de alimentos.

 

Nota en desarrollo.

En Portada